El veterano entrenador sufrió una de las derrotas más dolorosas y “perjudiciales” a su trayectoria triunfal después de que la selección de Estados Unidos, a la dirige por primera vez en su carrera, perdió este miércoles por 79-89 ante la de Francia en los cuartos de final del Mundial de Baloncesto de China

Por primera vez desde las semifinales del Mundial del 2006 cuando perdió frente a Grecia, Estados Unidos no sufría una derrota, por lo que rompió una racha de 58 triunfos consecutivos en las competiciones internacionales, incluidos los Juegos Olímpicos.

Francia jugó un gran baloncesto y se hizo merecedora de la victoria, mientras que Popovich no solo alabó el triunfo del equipo galo sino que además se mostró “indignado” de que se siguiese utilizando la “excusa” de la ausencia de las Estrellas de la NBA como la “única” razón de la derrota.

“Creo que es una noción irrespetuosa, incluso el traer algo como decir que las estrellas se retiraron”, manifestó Popovich con dureza cuando le preguntaron sobre todos los abandonos. “Eso es irrespetuoso con Francia y con quien sea que esté en este torneo. Francia nos ganó. No importa quién estaba en el equipo”.

En Estados Unidos hasta el momento no habido ningún tipo de reacción por la derrota y la noticia de la eliminación del Mundial de Baloncesto ha quedado en segundo plano para los aficionados locales.

Así lo estaba ya desde que las Estrellas de la NBA le dijeron a la organización de la USA Basketball, el organismo encargado de la selección, que no iban a estar con el equipo nacional, y preferían disfrutar de vacaciones, antes que diese comienzo la nueva temporada de liga.