“La inconsciencia nos ayuda en esta situación puntual. Y vamos por más: queremos ganar el Mundial”, declaró el base, vital en la victoria ante Francia (80-66), este viernes en Pekín, en las semifinales del Mundial de básquetbol

“Significa mucho lo que logramos. No tomamos dimensión de lo que logramos. Estamos disfrutando y aprendiendo”, añadió el jugador del Real Madrid, perfecto jefe de orquesta de su equipo, autor de 12 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias.

Argentina fue muy superior a Francia y jugará por el título, el domingo en Pekín, ante España, que batió tras dos prórrogas a Australia (95-88).

“Somos un equipo con poca experiencia. Pero me gusta el grado de inconsciencia que hay en este grupo. Lo estimulo. Cuando más disfrutamos, mejor jugamos. Es lo que mejor nos sienta. Es fácil decirlo ahora que vamos siete victorias seguidas, pero lo pensamos desde antes”, señaló el seleccionador argentino Sergio Hernández, en declaraciones recogidas por la federación.

“Súper felices por nosotros y por todo. Poder aportar un poco de felicidad hoy en día es brillante”, añadió, haciendo referencia a la difícil situación económica del país.

El capitán argentino Luis Scola, de 39 años, fue el otro hombre del partido, con 28 puntos, 13 rebotes y 2 asistencias, al que alabó el técnico argentino.

“En el vestuario (Scola) dijo: ‘Tenemos 25 minutos para celebrar, después se acabó el ruido, no quiero redes sociales, nos tenemos que concentrar en el siguiente partido, tenemos 40 minutos para hacer historia’. Por cosas así sigue jugando a básquet”, explicó Hernández, sobre la larga trayectoria del último miembro en activo de la ‘Generación Dorada’, la que logró el oro olímpico en Atenas-2004.

Scola ganó la partida al pívot estelar francés Rudy Gobert. “Simplemente fueron un mejor equipo, desde el primer minuto al último, más agresivo, jugaron mejor como equipo”, señaló el jugador galo de Utah Jazz.