Las series de semifinal ya se encuentran definidas, y el quinteto australiano ha sido el último en sumarse

España y Australia se verán las caras el próximo viernes con en las semifinales del Mundial de baloncesto, después de que el equipo oceánico lograra acabar con la racha de la República Checa (82-70), que abandona la lucha por las medallas como uno de los equipos revelación del campeonato.

Los australianos lograron vencer, precisamente, a los galos en la fase de grupos por un ajustado 98-100, por lo que se espera que sean un hueso duro de roer para el equipo español, que ha logrado vencer en las fases previas a equipos fuertes como Serbia o Italia.

Los de Andrej Lemanis fueron superiores a los checos, con el jugador del San Antonio Spurs, Patty Mills, elevando a su equipo y marcando 24 puntos, 4 rebotes y seis asistencia.

Australia llega a las semifinales sin complejos y con un equipo compacto, con la capacidad necesaria de enfrentar a cualquiera, como lo ha demostrado durante todo el campeonato.