La saltadora criolla logró la segunda mejor marca de la historia en triple salto femenino en esa ciudad española

La vigente campeona del mundo y plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, dejó lo mejor de la noche para el sexto y definitivo salto.

Rojas llegó con un mejor registro de 15,03 metros -los dos primeros fueron nulos- y en su último intento voló en el campo municipal para lograr unos estratosféricos 15,41 metros ante el delirio de los aficionados.

La venezolana, antes de conocer la marca de forma oficial, ya estaba dando carreras de alegría, que cambió por un estado de euforia cuando se publico que se había quedado a solo 9 centímetros de igualar el récord del mundo de la ucraniana Inessa Kravet, que lo consiguió hace 24 años.

Andújar es una pista que se le da bien a Yulimar Rojas, entrenada por el mítico Iván Pedroso, porque hace dos años batió en tres ocasiones la mejor marca del año.

En el concurso no tomó parte la española Ana Peleteiro, después de sufrir un pinchazo en el isquiotibial que no parece grave, por lo que no competirá hasta el Mundial de Doha.