Portugal reina en el triple salto tras los oros logrados en el Europeo de Atletismo en pista cubierta de Torún, Polonia, por el cubano nacionalizado portugués Pedro Pichardo y la atleta Patrícia Mamona. Además, la luso-camerunesa Auriol Dongmo también fue oro en lanzamiento de peso.

“Las lágrimas de oro” de Mamona, que rompió a llorar emocionada al término de la prueba, o la determinación de Pichardo copan hoy las portadas de los principales rotativos portugueses, tanto deportivos como generalistas.

Dos días antes, el atleta Pedro Pichardo aseguraba que su objetivo era “ser el mejor del mundo” en la modalidad de triple salto.

Las reacciones al triple triunfo luso no se han hecho esperar: António Costa, presidente de Portugal, ha felicitado tanto a Pichardo como a Mamona en sus redes sociales; elogiando la “gran conquista” del primero y la “excelente forma de terminar el campeonato” de la segunda.

Pichardo, que pertenece al Benfica, “es una referencia en el deporte por su espíritu deportivo, por su ambición y por su trabajo” señaló el presidente del club encarnado, Luís Filipe Vieira, en un comunicado emitido tras la victoria, quien además destacó que “el país entero está orgulloso” del oro del caribeño.

El Sporting también festejó en sus redes sociales el triunfo de su “leona” Patrícia Mamona, que es una de las “grandes esperanzas” del atletismo portugués