Luis Villalta: la promesa del karate que debutó con oro representando a Venezuela

Arnaldo Fernández l @fernandzarnaldo

El karate, más que un deporte, es un estilo de vida que requiere disciplina y mucha constancia, dos elementos que a sus 13 años ya tiene el venezolano Luis Villalta, quien recientemente obtuvo la medalla de oro en la modalidad de kata en el campeonato Sudamericano que se realizó en Bolivia

Luchando contra las adversidades y viajando en medio de la incertidumbre por el tema del pasaporte, Luis Villalta explica que siempre estuvo enfocado en el objetivo. Oriundo del estado Trujillo, a su corta edad le interesa hacerse un nombre en el karate nacional, y llegar a ser uno de los mayores exponentes en el plano internacional.

Villalta cursa octavo grado de bachillerato donde estudia, se enfoca en el arte marcial y también practica fútbol. Quiere, además de lograr todo en el karate, ser ingeniero o abogado.

Contrapunto se comunicó por videollamada con el novel karateca para conocer sus impresiones acerca de su triunfo de hace dos meses, y sobre lo que espera este chamo para el futuro. Con mucha humildad comienza dando gracias a Dios y a la Virgen por sus logros y trayectoria, destacando también la labor de su sensei Jorge Aldana quien, asegura, ha sido un padre para él.

“Mi experiencia en Bolivia fue muy bonita, se vivieron muchas cosas, fue excelente estar en esa competencia representando a Venezuela y un orgullo poder traer esa medalla para acá”, destacó.

En cuanto a su camino a Bolivia, Villalta destaca lo duro de su preparación, asume, a pesar de ser todavía un niño, el reto de llegar temprano a los entrenamientos con mucho entusiasmo: “Prepararse es la clave, uno debe prosperar, no podemos quedarnos con lo que hemos logrado, si queremos mejorar debemos seguir entrenando”, aseguró.

“Fue mucho tiempo de preparación física, y psicológica, se quiso lograr ese objetivo y gracias a Dios me lo propuse y lo logramos. Fue mi primera participación con Venezuela y pude estrenarme con la medalla dorada”, enfatizó Villalta.

Recuerda que su expectativa al competir en Bolivia era dar a conocer su talento, y demostrarle a Venezuela de lo que está hecho, siempre enfocado en la victoria, la cual obtuvo. Sin embargo su ambición es mayor y no quiere quedarse únicamente en esta medalla; se siente preparado para metas mayores con el karate siempre como bandera.

“Al momento de ganar la medalla me puse a llorar de la alegría, fueron muchas sensaciones encontradas, estaba muy contento cuando pasaba de ronda, me visualizaba siempre campeón, y gracias a Dios pude lograrlo”.

Su senseicomo ya había comentado en esta entrevista, ha sido un padre para él: “Él me ha colaborado demasiado, cuando mi madre no podía asistir a las competencias iba él, actualmente me quedo en su casa ya que se me hace difícil bajar desde la casa de mi abuela hasta el dojo”. Cabe destacar que Villalta vive en el sector de La Elba y entrena en el Barzalito, sectores lejanos entre sí en la geografía de Boconó, en el estado Trujillo.

Destaca el joven karateca que apoyo de su sensei “ha sido total”, desde lo económico, en la alimentación, en apoyo moral, e inculcando la humildad que destaca en este chamo, quien aclara que los humos no deben subírsele y está dispuesto a continuar con su preparación, siempre respetando las jerarquías dentro del karate para poder seguir aspirando a la cima.

“Esta medalla no se me debe subir a la cabeza porque yo entiendo que en este deporte puedo estar en la cima y después te toca un resultado no tan bueno. Uno sube como la espuma y también puedes bajar”.

Su referencia en el karate es el multicampeón venezolano Antonio Díaz, por quien no oculta su admiración, y destaca querer ser como él y hasta poder superarlo. “Quiero ser campeón mundial como Antonio DÍaz, yo conozco al sensei, y tuve la oportunidad de hablar con él anteriormente.

“En una oportunidad no obtuve la victoria y el sensei me pregunto cómo me había ido; en ese momento me dijo que no todas se pueden ganar. Es bueno ganar y perder para saber aceptar la derrota”.

Finalmente exhortó a quienes quieren iniciarse en el karate, a que entrenen y se propongan ser los mejores en cualquier disciplina que quieran practicar. “Enamórense de lo que hacen, a veces hay que sacrificar algunas cosas para ganar otras”.

Video: COV