Alfonso Mestre:”Fue un proceso muy largo y duro pero valió la pena”

Arnaldo Fernández l @fernandzarnaldo

El Nadador venezolano aparte de lograr la marca requerida, la superó por cuatro segundos y lo dejó en un puesto importante dentro del ranking mundial, algo vital para afrontar el reto de Tokio 2020

Alfonso Mestre es el atleta clasificado número 41 por Venezuela a los Juegos Olímpicos, el joven competirá en los 800 metros estilo libre en la máxima cita del deporte. Mestre logró la marca A en el Campeonato Centroamericano y del Caribe de Natación 2021 que se realiza en Puerto Rico.

El nadador nacional paró el cronómetro con un tiempo de 7:50.81 en los 800 metros libre. Para conocer un poco más acerca de su preparación rumbo a Tokio, Mestre conversó con Contrapunto a pocos días de la magna cita olímpica.

“Fue un proceso muy largo y duro pero valió la pena. Fui a una competencia en Indianapolis y me quedé un segundo corto en la prueba. Luego me enfoqué en el Centroamericano en Puerto Rico. Sabía que tenía mucho chance. Cuando toqué la pared y vi los 7: 50 me emocioné mucho”, señaló.

Mestre aparte de lograr la marca requerida, la superó por cuatro segundos y lo dejó en un puesto importante dentro del ranking mundial, algo vital para afrontar el reto de Tokio 2020 y cumplir el sueño que ha tenido desde pequeño.

Lo primero que le pasó por la mente al ver la marca y saber que se convertía en olímpico fueron los dos últimos años en los que nos cuenta se ha superado como nadador, y donde pudo labrar poco a poco su sueño de representar a Venezuela en la magna cita del deporte.

“Todo el esfuerzo que he realizado desde que he tenido cuatro años cuando comencé a nadar ha valido la pena y han rendido sus frutos, me siento super feliz”, añadió.

Junto a su hermano, Alfonso Mestre vuelve a inscribir este apellido tan importante para la historia de la natación venezolana en unos Juegos Olímpicos. Con orgullo recuerda como su padre estuvo en dos Juegos Olímpicos en los que no solamente clasificó, sino que también se metió en par de finales.

Destaca que ve como un deber representar ese apellido por lo todo lo alto y además llevar el tricolor venezolano con orgullo, además de intentar obtener ingresar entre los ocho primeros del mundo.

La presión siempre estuvo presente, la fecha tope que dio la Federación Internacional de Natación (FINA) para obtener el cupo olímpico era el 27 de junio y los obtuvieron entre el 25 y el mismo día. “Pudimos dar nuestro mejor esfuerzo y fue el necesario para hacer la marca y clasificar a los juegos”.

Luego de Tokio quiere seguir nadando, tiene presente los próximos Juegos en París y los Juegos Mundiales, aprovechando todas las oportunidades que sigan a futuro.

Actitud positiva, disciplina y dejar el corazón en la piscina, son las premisas y mensaje principal para las nuevas generaciones que nos deja este atleta orgullo de nuestro país: “Voy a dejar a Venezuela en lo más alto posible, vamos a dar lo mejor en Tokio… ¡Arriba Venezuela! Concluyó.