Sobre la polémica misiva del presidente de México, el premio Nobel de Literatura dijo: “tengo la impresión de que se equivocó de destinatarios, debió enviarse la carta a él mismo y responder a la pregunta de por qué México, que hace cinco siglos se incorporó al mundo occidental gracias a España, tiene todavía tantos miles de indios marginados, pobres, ignorantes, explotados”

El premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa aseguró que el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, se debió de escribir a sí mismo la carta en lugar de pedir al rey de España que se disculpe por los abusos cometidos en la conquista, ya que todavía hay miles de indios explotados en su país.

Así lo dijo el premio Nobel peruano durante su discurso en la ceremonia inaugural del VIII Congreso de la Lengua Española que se celebra en la ciudad argentina de Córdoba, en referencia a la carta que López Obrador remitió al rey de España y al papa Francisco, pidiéndoles una disculpa por los abusos cometidos por los españoles durante la conquista.

“Tengo la impresión de que se equivocó de destinatarios, debió enviarse la carta a él mismo y responder a la pregunta de por qué México, que hace cinco siglos se incorporó al mundo occidental gracias a España, tiene todavía tantos miles de indios marginados, pobres, ignorantes, explotados”, dijo.

“Es una pregunta que se puede hacer a casi todos los presidentes latinoamericanos”, indicó el escritor, que agregó: “el problema no está allá, en el pasado, ese problema no es el de los españoles de hoy, los que se quedaron en España”.

Según Vargas Llosa, casi ninguno de los países latinoamericanos ha resuelto la “injusticia proverbial” de los indios en América, ni siquiera aquellos con una gran población aborigen ni las poblaciones amazónicas donde siguen viviendo “en la edad de piedra”.

“Pero el problema no está allá, en el pasado de hace 500 años, está vivo hoy y nos golpea la conciencia a los latinoamericanos” por la incapacidad de resolverlo, recalcó.

El problema “no es el de los españoles de hoy, los que se quedaron en España; afecta fundamentalmente a los españoles que vinieron y se quedaron aquí, los abuelos, bisabuelos y tatarabuelos de López Obrador y los míos y los de millones de latinoamericanos que estamos orgullosos tener ancestros españoles”, insistió.

El presidente mexicano “no parece informado de que las grandes matanzas de indios no fueron solo en los años coloniales, algunos países como Argentina, Chile o la propia Perú cometieron matanzas espantosas de indios durante la República y que se han seguido cometiendo en la Amazonía en la época del caucho”, recalcó.

“Ojalá que cuando acabe su mandato López Obrador los indios mexicanos tengan mejores condiciones de vida, hayan obtenido más oportunidades, mayor educación, de tal manera que se haya levantado esa losa que les ha tenido discriminados a lo largo de tantos siglos”.

Los historiadores, lingüistas, sociólogos no se ponen de acuerdo sobre cuántas lenguas existían en América a la llegada de los españoles y portugueses, y las sitúan entre 1.500 y 3.000, recordó Vargas Llosa, que aseguró que los americanos “no se entendían y entonces se entre mataban. Era una torre de Babel cuando llegaron los europeos y bañada en sangre”.

Pero las controversias que ha generado la conquista desaparecen cuando se trata de la lengua: “nadie, creo, discute la importancia que significó para América el unir en una sola voluntad de expresión, en una sola lengua la extraordinaria diversidad que caracterizaba a este continente”, sostuvo el escritor y académico.