La operación, que está sujeta a la aprobación de las autoridades y los socios, se cerrará previsiblemente en el último trimestre de este año y los accionistas recibirán 57 dólares (50 euros) en efectivo por cada título

3 mil 700 millones de dólares (3.292 millones de euros) fue la suma que la empresa, propiedad del coleccionista de arte Patrick Drahi, BidFair USA, pagó para adquirir la conocida casa de subastas Sotheby’s, anunció, este lunes, la empresa a través de un comunicado.

Reseñó EFE que Tad Smith,consejero delegado de la firma,aseguró que “Esta adquisición dará a Sotheby’s la oportunidad de acelerar su exitoso programa de iniciativas de crecimiento de los últimos años en un entorno privado más flexible”.

El coleccionista de arte franco-israelí Patrick Drahi, descrito por el ejecutivo de Sotheby’s como “uno de los empresarios mejor considerados en el mundo”, es fundador de la multinacional de las telecomunicaciones Altice y propietario de otras compañías como Suddenlink, Cablevision o Cheddar.

La operación, que está sujeta a la aprobación de las autoridades y los socios, se cerrará previsiblemente en el último trimestre de 2019 y los accionistas recibirán 57 dólares (50 euros) en efectivo por cada título.


A través de una nota de prensa Drahi explicó que hace la inversión pensando en su familia, señaló que tiene “una perspectiva muy a largo plazo” y aseguró que confía “plenamente” en los actuales gestores de la casa de subastas, por lo que no anticipa ningún cambio en su estrategia.

Patrick Drahi es un magnate de las telecomunicaciones, dueño de una decena de firmas en todo el mundo/Foto: Yahoo

Asimismo, el empresario dijo que en la operación no hay un “vínculo de capital” con Altice Europe ni Altice USA y que seguirá centrado en sus negocios, “liderando el equipo gestor” de la primera filial, la europea, y como presidente de la segunda, la estadounidense.

El presidente de la junta directiva de Sotheby’s, Domenico de Sole, afirmó que este órgano “apoya con entusiasmo” la oferta de Drahi y sostuvo que tras 30 años como empresa cotizada, este es el “momento adecuado” para que vuelva a manos privadas y así “seguir por el camino del crecimiento y el éxito”.

La casa de subastas, que tiene su sede en Nueva York, registró en 2018 una facturación de 1035 millones de dólares (unos 920 millones de euros) y un beneficio neto de 108,6 millones (97 millones de euros), según su último informe entregado a las autoridades estadounidenses.