El artista nació el 4 de abril en la ciudad minera del carbón de Witbank, en Sudáfrica, y comenzó su carrera musical a los 14 años, cuando le regalaron su primera trompeta

El músico sudafricano Hugh Masekela, también conocido como el padre del Jazz, fue uno de los tenaces defensores de los derechos humanos durante el apartheid.

El artista nació el 4 de abril en la ciudad minera del carbón de Witbank, en Sudáfrica, y comenzó su carrera musical a los 14 años, cuando le regalaron su primera trompeta.

Para conmemorar su aniversario 80º, Google le diseñó un de sus especiales doodle, donde recordó las reconocidas frases del también director de orquesta “Mi mayor obsesión es mostrar a los africanos y al mundo quiénes son realmente los pueblos de África”.

Durante su adolescencia formó parte del grupo Jazz Epistles, que fue la primera banda de jazz completamente negra en grabar un disco en la historia sudafricana. No obstante, la carrera del conjunto fue paralizada por el gobierno de Apartheid, que expulsó a varios de sus miembros.

Uno de ellos fue Masakela, quien estuvo exiliado durante 30 años, tiempo que invirtió formarse en la Escuela de Música de Manhattan y estar en contacto con algunos gigantes del jazz como John Coltrane, Thelonious Monk, Charlie Mingus y Max, entre otros.

Según narraciones de colegas, un día recibió un consejo de Miles Davis, quien se le acercó y le dijo: “Solo vas a ser una estadística si tocas jazz, pero si pones algunas de las cosas que recuerdes de Sudáfrica serás diferente a todos”.

Con el apoyo de otros artistas, el músico en sus propias influencias para crear Trumpet Africaine, su álbum debut, en 1963. A fines de los años 60, se mudó a Los Ángeles y actuó en el Festival Pop de Monterrey con un proyecto de ley que incluía a Jimi Hendrix, Ravi Shankar y The Who. Su single de 1968 “Grazin ‘in the Grass” llegó al número uno en las listas de éxitos estadounidenses.

No fue hasta 1990, cuando Masakela regresó a Sudáfrica cuadno le creó una canción “Bring Him Back Home (dedicada para Nelson Mandela)” hecha realidad, cuando el líder del Congreso Nacional Africano fue liberado de la prisión y eligió al primer presidente negro de Sudáfrica la música de Masakela fue la banda sonora.