“Nevermind” fue su primer disco para un gran sello discográfico

Universal Music conmemorará el recién celebrado 30 aniversario de “Nevermind” de Nirvana, uno de los discos emblemáticos de la historia de la música, con una reedición que verá la luz el próximo 12 de noviembre e incluirá cuatro conciertos históricos de la banda.

La vuelta al mercado de este álbum, señala la nota de prensa, se realizará con su sonido remasterizado a partir de las cintas analógicas originales y verá la luz en varios formatos, que incluye las ediciones digitales, en CD estándar y en vinilo con un 7 pulgadas como regalo extra, así como la “Super Deluxe”.

Esta última incluirá contenido inédito que lo hará más atractivo, concretamente cuatro conciertos en vivo completos que documentan la ascensión de Nirvana en el escenario en el final de 1991 y principio de 1992.

Se trata de “Live in Amsterdam, Netherlands” (del 25 de noviembre de 1991 en el club Paradiso); “Live in Del Mar, California” (del 28 de diciembre de 1991, en el Pabellón Pat O’Brien en Del Mar Fairgrounds); “Live in Melbourne, Australia for triple j” (del 1 de febrero de 1992, en The Palace en St. Kilda); y “Live in Tokyo, Japan” (grabado en el Nakano Sunplaza, el 19 de febrero de 1992).

Fue el 24 de septiembre de 1991 cuando se publicó originalmente aquel trabajo, el segundo disco de estudio de Nirvana, que meses después convirtió a Kurt Cobain, Krist Novoselic y Dave Grohl en ídolos de masas y embajadores de la cultura “grunge”, gracias a temas míticos como “Smells Like Teen Spirit” o “Come As You Are”.

“Nevermind” fue su primer disco para un gran sello discográfico, pero aquel curiosamente no supo prever lo que se les venía encima con aquel trío de desconocidos e inicialmente solo se distribuyeron 50.000 unidades.

Finalmente fueron 30 millones de copias las que se vendieron en todo el mundo, con letras que sintetizaban la desazón existencialista de una juventud, la de los primeros años 90, la llamada “generación X”, que se caracterizó por su rechazo inmóvil o pasivo del mundo y que entre otras cosas ponía en entredicho el valor de la familia en favor de la amistad.

El álbum volvió a ser noticia recientemente porque Spencer Elden, el bebé que apareció desnudo y bajo el agua en la portada, denunció a la banda y a sus herederos, sosteniendo que los acusados se beneficiaron y continúan beneficiándose de “la comercialización de la explotación sexual” de su cuerpo.