“Me dije a mí mismo, tengo que escribir algo, tengo que componer algo y esbocé algunos fragmentos que quedaron congelados por muchos años, hasta que finalmente me decidí a culminar la obra”, comenta el compositor larense

Tarcisio Barreto Ceballos ha sido una de las figuras más relevantes para el desarrollo de las orquestas y de la música académica en general, tanto para el estado Lara como para el resto del país, y ahora regresa para estrenar una de sus composiciones titulada El Laberinto, basada en el libro de Gabriel García Márquez.

“El maestro Abreu me envió con mi amigo Jesús Pérez  Perazzo en el año 2000 a una misión a Bogotá, con la finalidad de realizar las audiciones para la Orquesta Sinfónica de Juventudes de Países Andinos. Fue entonces cuando Jesús me preguntó: ¿Tu leíste El General en su Laberinto?, a lo cual le respondí que sí”.

Después de eso el músico venezolanos se inspiró para componer esta magistral obra. Actualmente comparte su labor profesional entre la ejecución del violín, la dirección de orquestas, la composición y la gestión docente. 

“Me dije a mí mismo, tengo que escribir algo, tengo que componer algo y esbocé algunos fragmentos que quedaron congelados por muchos años, hasta que finalmente me decidí a culminar la obra, cuyo nombre original era El Laberinto del General”, destacó.

El artista larense, quien es violinista de la Sinfónica de Miami y además compositor residente de la orquesta que dirige su compatriota, el maestro Eduardo Marturet, enfatiza en que esta agrupación tiene uno de los proyectos para compositores más innovadores, porque no solo se centra en crear nuevo repertorio académico, sino que también abarca otros géneros como el jazz o el pop entre muchos otros, estos últimos le han permitido descubrir y promover a un grupo numeroso de jóvenes inmensamente talentosos que han participado en los conciertos de la orquesta, ampliando así el espectro musical de la programación.