La literatura está de luto, pues el poeta, ensayista y promotor cultural cubano dejó de existir la noche de este sábado

El poeta e intelectual cubano Roberto Fernández Retamar falleció este sábado en la isla a los 89 años, informó la Casa de las Américas, institución cultural con sede en La Habana que él presidió desde 1986.

“Hay luto en la casa de la intelectualidad latinoamericana, en Cuba y en nuestra América. Retamar ha muerto (…) Querido Roberto, gracias por dejarnos obra, lucidez y compromiso”, escribió en Twitter el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

“Perdimos a uno de los mayores poetas y pensadores de Nuestra América y del mundo: Roberto Fernández Retamar. Nos deja una obra excepcional, centrada en la descolonización y el antimperialismo”, escribió en Twitter el exministro de Cultura de la isla, Abel Prieto.

“Nos quedan sus ideas que inspiran el rumbo de los pueblos libres que mantienen vivo su legado de resistencia, expresó el presidente de Bolivia Evo Morales.

Nacido en La Habana un 9 de junio de 1930, Retamar, como se le conoce en Cuba, fue poeta, periodista, ensayista, profesor universitario, diplomático y promotor cultural.

Comenzó a trabajar como reportero desde muy joven en la revista “Alba”, para la que entrevistó al premio nobel estadounidense Ernest Hemingway y obtuvo el Premio Nacional de Literatura en 1989, integró la Academia Cubana de la Lengua y fue miembro correspondiente de la Real Academia Española.

La Casa de las Américas consideró su muerte como “una pérdida irreparable para la cultura cubana”, y dijo que desde su aparición en la literatura en 1950 “fue abriendo cauces y marcando hitos en la poesía de lengua española”, según un comunicado.

Una de sus obras cumbres es el ensayo “Caliban” (1971) de reflexión sobre la cultura de Latinoamérica y el Caribe, así como “Para una teoría de la literatura hispanoamericana”.

Fernández Retamar fue también miembro activo de la revolución cubana de 1959. Entre 1998 y 2013 fue diputado de la Asamblea Nacional y miembro del Consejo de Estado.

Tuvo una larga trayectoria docente y de editor. Asumió en 1965 la dirección de la Casa de las Américas, una institución cubana que divulga, investiga, auspicia y premia la labor literaria, musical y artística del continente. En 1986 se convirtió en su presidente.

La obra de Fernández Retamar se ha traducido y publicado en muchos idiomas en América y Europa. Colaboró en las publicaciones francesas Les Lettres Nouvelles, Esprit, Europe, y Les Lettres Françaises. Su poema más conocido y admirado en todo el mundo fue “Felices los normales”.

Bachiller en Ciencias y Letras del Instituto de La Víbora, en La Habana (1947), se doctoró en 1954 en Filosofía y Letras en la Universidad de La Habana. Tuvo cursos en La Sorbona (1955) y en la Universidad de Londres (1956).

Fue doctor en Ciencias Filológicas, profesor honorario de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Perú (1986) y doctor honoris causa de las Universidades de Sofía (1989), Buenos Aires (1993) y Universidad Central de Las Villas (2011).