La cámara de editores solicita al Ministerio de Educación que se permita al sector público comprar libros del sector privado

La cámara de editores solicitó que se elimine la prohibición, para el sector público, de comprar libros escolares del sector privado. También, para que las editoriales puedan repotenciarse y haya mayor variedad de productos. Le hacemos un llamado al nuevo ministro de Educación para que estudie la propuesta, explicó Julio Mazparrote, vicepresidente de la cámara.

El regreso a clases presenciales va a ser de gran ayuda, aseveró.

Las editoriales escolares venezolanas podemos satisfacer toda la demanda, sostuvo en entrevista con Unión Radio. Las editoriales necesitarían unos 30 o 40 millones de dólares.

El año pasado las ventas fueron exiguas, fue uno de los peores años que hemos vivido, comentó, ya que no se solicitaron libros.

Para este año tenemos acumulado el inventario que no se vendió, y esperamos con entusiasmo que este año podamos acompañar al sector.

Hay algunas editoriales que se han atrevido a imprimir una nueva publicación, un nuevo método de enseñanza, y eso ha hecho que las imprentas se reactiven a un nivel bajo, 10% de su capacidad.

Recordó que había entre 7 y 8 millones de estudiantes, y cada niño usaba cuatro libros, con lo que se llegaba a unos 32 millones de ejemplares.