De las cuatro salas de cine que tiene el Centro Cultural Trasnocho, ubicado en Las Mercedes, solo tres están activas, porque la cuarta fue afectada por los apagones. Pese a todo trastorno en horarios, reprogramaciones y cancelación de proyecciones la gerencia no desmaya y sigue apostando por la cultura

No se salva nada ni nadie ante la crisis del sistema eléctrico en Venezuela. No solo ha afectado las vidas y cotidianidad de los venezolanos, sino que además ha tenido repercusión muy negativa en el sector cultural y del entretenimiento, y más específicamente en las proyecciones cinematográficas que necesitan de energía eléctrica para cumplirse: sin luz no hay película.

Contrapunto conversó con los programadores y exhibidores de cine más importantes de la capital para conocer cómo ha afectado esta contingencia a las salas y cuáles previsiones se han tomado para solventar la situación, sobre todo cuando las fallas ocurren en medio de una proyección.

“Lo primordial es hacer consciente al público de que el orden es necesario para evitar el caos, por lo que invitan a mantener la calma en caso de apagones y salir en orden de las salas”.

Así lo expresó Rafael Barazarte, director de comunicaciones del Trasnocho Cultural, quien además explicó que por no contar con planta eléctrica, en casos de apagón, el hotel presta su planta, la cual solo permite encender luces de emergencia.

“Nosotros estamos a merced del servicio eléctrico, por lo que los usuarios son evacuados inmediatamente y con orde, si se va la luz”.

En caso de apagón, el Trasnocho hace reprogramaciones de las proyecciones y el reembolso de las entradas, sin embargo los mismos se realizan cuando regresa la energía eléctrica.

Las funciones regulares y especiales, como la ópera de los martes, los Clásicos Trasnocho de los miércoles, los Especiales Trasnocho de los viernes y el Ciclo Retrospectiva Trasnocho de los jueves, han tenido que ser reprogramados por la contingencia.

La taquilla también se ha visto afectada con estos apagones. “El viernes pasado, si bien tuvimos un Trasnocho lleno se debió a que la función se había vendido previamente y había sido reprogramada”, explicó.

Añadió que la película ganadora del Goya, “Campeones”, ha sido reprogramada en tres oportunidades. “El viernes pasado, en plena función, se fue la luz y esa función será reprogramada para el día jueves 4, a las 6:00pm”.

“Estos son boletos que ya están comprados, es decir, que nosotros tenemos el deber de hacer la proyección pero a nosotros eso nos genera una pérdida porque se supone que ya es un boleto pagado hace tres semanas, entonces, sí, vemos gente, qué chévere, pero es gente que ya pagó hace rato”.

Explicó que Trasnocho Cultural tiene una condición especial, tanto en la sala Paseo 1 y la Plus 1, así como el Teatro Trasnocho, y es que debajo de cada sala se encuentra un pozo del cual fluye un manantial y que se comporta como una especie de volcán, lo que se conoce como nivel freático. Por esta razón, cada sala cuenta con bombas que distribuyen el agua de forma eficaz cuando esto ocurre y que funcionan con electricidad.

En este respecto, las fallas eléctricas han generado problemas de inundación en una de las salas, por ello, de las cuatro salas de cine con las que cuenta Trasnocho, solo tres se encuentran operativas, pues una de ellas se inundó hasta la tercera hilera de butacas.

Y es que los cortes energéticos generan una serie de problemas, que quienes no conocen la naturaleza del trabajo, no pueden entender. En el Trasnocho Cultural, otro de los problemas que se presentan, tiene que ver con los aires acondicionados. 

Por estar ubicado en un sótano, la ventilación es más que necesaria, por ello, luego de los apagones, Trasnocho se ve impedido de retomar las proyecciones cinematográficas de forma inmediata, precisamente por la afectación en el sistema de aires.

“Encender el aire acondicionado es un proceso, para ello, hay que encender el chiller, los chillers tardan dos horas en encender y para estar operativos, tardan tres horas más, eso quiere decir que una vez que se va la luz y vuelve, nosotros tenemos que esperar mínimo cinco horas para volver a reactivar todas nuestras salas”.

Además la taquilla debe reactivarse con las reprogramaciones, cosa que también toma su tiempo. Debe revisarse el funcionamiento de los proyectores, entre otras cosas.

La contingencia ha generado, también, indudablemente una disminución en la cantidad de público que asiste a las funciones, a pesar del apoyo con el que cuenta este espacio cultural.

En ese sentido la falta se debe a las prioridades, necesidades y emergencias que deben ser atendidas por la gente, que obviamente también se ve afectada con los apagones, sin embargo, muchas personas prefieren asistir a los espacios culturales y no quedarse en sus casas esperando el restablecimiento de la luz.

Desde la semana pasada Trasnocho tiene previsto el estreno de Dumbo, película animada que prevén estrenar este mes.

De igual forma se tiene previsto dar inicio al Festival de la Francofonía que realizan de la mano con la Embajada de Francia en Venezuela, a partir de este fin de semana.

Barazarte informó que los usuarios que  han comprado boletos para funciones que han sido interrumpidas o canceladas por apagones, deben estar pendientes de sus redes sociales, a través de las cuales se informan las fechas de reprogramación o reembolso.

Cine Paseo se encuentra actualmente en funcionamiento y ha reprogramado todas sus funciones semanales. La cartelera se actualiza todos los días viernes a las 2:00 de la tarde en la página web www.trasnochocultural.com donde se postea toda la programación.

“Trasnocho cultural va a estar abierto haya o no haya apagón, pueden venir y dar una vuelta porque sabemos que somos una casa para el “des-estres”, el público así nos lo ha ratificado, estamos ya planificando hacer funciones de cine, teatro en espacios abiertos y aprovechar la planta del centro comercial para hacer funciones en nuestros espacios abiertos”.

Anunció que para la próxima semana se realizarán actividades dedicadas a los pequeños de la casa, quienes también han sido muy afectados con la problemática eléctrica.