Ibarreto ha sido intérprete de la venezolanidad durante más de 40 años. Sus temas forman parte del cancionero tradicional venezolano y traducen la esencia y alegría de su gente

Los sonidos del galerón, la malagueña, la jota y el polo hoy suenan con más fuerza porque uno de sus mayores exponentes, Gualberto Ibarreto, está de cumpleaños.

Hace 72 años nació este hombre, símbolo de la musicalidad venezolana y de los ritmos populares, representante musical del carácter dicharachero que emana de los ritmos que con maestría ha interpretado durante más de 40 años.

Hoy, en su cumpleaños, Contrapunto, les regala cinco temas fundamentales, que dejan en evidencia la maestría de Ibarreto en la ejecución del cuatro, la guitarra, la mandolina y, por supuesto, en la ronquera característica de su voz.

A cuerpo cobarde

Anhelante

Mi abuela

María Antonia

La distancia