Es una película hecha por jóvenes y para jóvenes, destacan Génesis Vernaza y Andrea Levada, dos de sus protagonistas

Después de El rebaño de los ángeles, de Román Chalbaud, el cine venezolano vuelve por sus fueros a hablar sobre los adolescentes. Más de 40 años después de la obra de Chalbaud, la cineasta Carmen La Roche, toca el tema en su película “Voy por ti”.

Con dos semanas en cartelera, el filme -el segundo de La Roche- aborda temas como el bullying y el sexting.

Gregory Maldonado (Marcos), Génesis Vernaza (Maryuri), Andrea Levada (Eliza), Santiago Osuna (Yorman) y Dayra Lambis, son los protagonistas.

“Realmente es una película hecha por jóvenes y para jóvenes. El enfoque que le da Carmen, es explicar a los adolescentes que no están solos, que padres y profesores a veces no están tan pendientes de eso. Siento que puede ser una contribución para las personas que pasan por algo que ya nosotros pasamos”, explica Andrea Levada.

“Cuando hice la película tenía 17 años. Pasaba por dos colegios: el de la película y en el que estaba (en Baruta). Con la ayuda de Carmen construimos el personaje. Tomé a varias compañeras como referencia”, recuerda Génesis Vernaza.

Poner estos problemas en el cine puede ayudar a crear conciencia, comenta Levada. “Ahora en redes sociales los jóvenes cumplen retos, y el más callado es el más afectado. El personaje protagónico es diferente y por eso le hacen bullying”.

Los estudiantes se manejan en grupos, como manadas, dice Génesis Vernaza. Al estar en la sala de cine, en silencio, es más fácil darse cuenta de otras cosas. “Te permite ver que podrías terminar como el personaje si sigues haciendo lo mismo”.

Es una película para todo público, coinciden ambas. “Nos ha pasado que el educador ve la cara buena de la moneda, y muchas veces no aceptamos la parte mala. Mi familia asegura que eso no pasa, porque vivieron otra realidad o no aceptan esta. Es una edad muy difícil y estamos en un país en el que debemos estar pendientes de otras cosas y dejamos la realidad de los jóvenes a un lado”.

En la cinta se hace un guiño a la despedida de los amigos que salen del país y se muestra este entorno, un terminal. Uno de los personajes se va del país, y esto crea controversia entre los amigos, subraya Génesis.

¿Una anécdota incómoda? “El primer beso en pantalla”, indica Andrea, “porque era mi primera experiencia con una cámara, tantos planos. Fueron muchas tomas. Era raro porque el camarógrafo te va diciendo si es a la izquierda o a la derecha”.

“Esta fue mi primera experiencia como actriz. Soy cantante y bailarina, estaba cantando en la UCV, pasó la directora de casting, me preguntó si lo haría. Fui la última de todo el casting, pasé por tres filtros, y quedé”, relata Génesis. También tiene su historia de risa: “Andrea se quedó atorada en el baño por una puerta que no abría. Otra: conocí a mi a”ctual pareja, el actor Rey García, con quien llevo tres años”.

La película ha sido bien recibida, aunque los adultos quedan con la duda de si es verdad. “Los jóvenes la han aceptado, afirman que es nuestra realidad”, reconocen.

Génesis está residenciada en Bogotá desde hace dos años y mantiene su trabajo como actriz para marcas en centros comerciales. Andrea sigue en Venezuela, haciendo teatro. “La última actuación de Sara Bernhardt” fue dirigida por ella, que entre el 31 de enero y el 9 de febrero se presentó en el Festival de Jóvenes Directores Trasnocho. “Estamos trabajando en el segundo festival del grupo Fábula, de jóvenes para jóvenes, y estoy dirigiendo dos obras: ‘Spam’, una crítica a la tecnología; y ‘Juguetes perdidos’, en Teatrex. Nos presentamos en junio”.