El proyecto muestra una realidad virtual que traslada al espectador al interior de una orquesta sinfónica dirigida por el propio Gustavo Dudamel, en el Gran Teatre del Liceu

Unas gafas de realidad virtual es lo único que necesita el espectador para viajar al corazón de la música clásica, de la mano del prestigioso director de orquesta Gustavo Dudamel en “Symphony”, un proyecto itinerante que se inaugurará mañana en CosmoCaixa Barcelona.

Tecnología y arte son la materia prima de este experimento, que quiere ser “una llave que abra las puertas de la música clásica a las nuevas generaciones y a las comunidades, porque la música y la belleza es un derecho que debe estar al alcance de todos”, según dijo este martes en la ciudad española de Barcelona el maestro venezolano.

Antes de que coger la batuta, Dudamel invita al espectador a dejarse llevar por la música, mientras los músicos guardan silencio a su alrededor, esperando la indicación del director.

En cuanto llega esta indicación, los intérpretes tocan las primeras notas de la Quinta Sinfonía de Beethoven y el espectador empieza a disfrutar de la música, mientras ve muy de cerca a cada uno de los músicos o busca nuevas perspectivas de lo que ocurre a su alrededor.

Tras este inicio espectacular, la película lleva al espectador al interior de los instrumentos y a un mundo onírico que acompaña las partituras de Beethoven, interpretadas por la Mahler Chamber Orchestra.

“La música en vivo es algo único, pero la tecnología también es un recurso maravilloso que en estos tiempos puede ser muy necesario”, señaló el director Dudamel, en referencia a la crisis del coronavirus.

El proyecto empezó a gestarse hace cuatro años, cuando nadie esperaba que el 2020 fuera el año de la COVID, pero “quizás no haya sido casualidad que hayamos finalizado el proyecto precisamente este año”, afirmó el director, que cree que “Symphony” puede ser especialmente útil en un momento en el que es difícil disfrutar de un concierto en directo, pero seguimos necesitando la música “porque es sanadora”.