Aunque la empresa exhibidora ha redoblado sus esfuerzos para brindar una programación sin cambios, la inestabilidad del sistema eléctrico, luego de los mega apagones, ha obligado a disminuir sus funciones y esto incide en la asistencia. El vicepresidente de operaciones y mercadeo de Cines Unidos explicó a Contrapunto qué hacer en caso de contingencia  o de pérdida de la función, si ya compraste tus boletos

Los mega apagones ocurridos en el país desde el pasado 7 de marzo, han dejado irregularidades en el sistema eléctrico nacional como bajones y cortes repentinos. Muchos venezolanos, buscando escapar de las largas horas de ocio durante estas fechas, acuden a las salas de cine pero esos espacios de entretenimiento tampoco se han salvado de la contingencia.

El vicepresidente de operaciones y mercadeo de Cines Unidos, Alberto Carrasquero, explicó a Contrapunto qué esperar o hacer si se va la luz en medio de la proyección de una película, o si, por la misma razón, fue suspendida la función para la que ya se habían adquirido los boletos.

Carrasquero narró las experiencias y planes de contingencia implementados en las 188 salas que tiene ese circuito exhibidor, en 10 ciudades del país. A través de dicha planificación, la empresa reafirma su compromiso y firme intención de continuar trabajando por la cultura y el entretenimiento de los venezolanos.

—¿Cuáles son las previsiones que tienen en caso de que se vaya la luz en medio de una proyección?

—Estamos preparados para hacer frente a la contingencia. Para Cines Unidos la seguridad y el resguardo de nuestros invitados es prioridad, por lo que inmediatamente se solicita el desalojo ordenado de la sala con ayuda de nuestros colaboradores, y se le brindará información a los invitados sobre la validez de su boleto que podrá ser usado en el mismo cine en los siguientes 30 días.

Las 188 salas de Cines Unidos, ubicadas en 10 ciudades del país se han mantenido operativas a pesar de la contingencia

—¿Qué ha pasado con los estrenos en medio de esta contingencia?

—Durante el mes de marzo se estrenaron las siguientes películas: Capitana Marvel, Destrucción, Green Book, La Venganza, En la puerta de la eternidad, Obsesión, Sombras Mortales, Regresa a Mí. Esto es un testimonio del compromiso de las distribuidoras así como del esfuerzo del equipo humano de Cines Unidos ante la contingencia.

“Contamos con el respaldo de un equipo entrenado y comprometido. La digitalización de nuestras salas, así como los procesos que hemos diseñado para la contingencia, permiten programar las películas con pocas horas de antelación y nos ofrecen una gran flexibilidad en la operación lo cual se traduce en agilidad. Es importante destacar que los estrenos de las películas son pautados por las empresas distribuidoras que deciden el calendario”, comentó Carrasquero.

—¿Cómo han afectado estos apagones la taquilla y limpieza de los espacios?

—Contamos con planes de contingencia que suponen un esfuerzo adicional de nuestra parte, así como inversiones extraordinarias para lograr mantener la operatividad, en circunstancias como las actuales.

—¿Qué recomendaciones les dan a los asistentes a las salas en caso de un apagón en medio de una proyección?

Cines Unidos se preocupa por sus invitados y la seguridad de cada uno de ellos es prioridad. Nuestros colaboradores están entrenados para brindar atención ante estos eventos.

Según el protocolo diseñado, le recomendamos que, si durante la proyección sucede un apagón inesperado, mantenga la calma, permanezca en su asiento y espere a que el supervisor de la sala se presente para informar sobre la situación y ayudar a las personas a salir ordenadamente. De igual manera, los boletos adquiridos para funciones que han sido interrumpidas tendrán validez por 30 días en el mismo cine.

Redoblando esfuerzos y horarios de trabajo, Cines Unidos ha logrado mantener la oferta programática al día

—¿Ha aumentado o disminuido la cantidad de público que asiste a las proyecciones?

—Cines Unidos, siendo fiel con los invitados que gustan disfrutar del cine como entretenimiento, se ha concentrado en mantener, en medida de lo posible, la programación de funciones en todo el territorio nacional así como seguir brindando con esmero la calidad de servicio a la cual los invitados están acostumbrados

La disponibilidad de energía eléctrica reduce las posibilidades de programación lo cual se ha traducido en la disminución de funciones y por ende en el número de asistentes. Estas circunstancias nos obligan a ser muy flexibles y estratégicos en cuanto a la programación de cada una de nuestras salas.

—¿Las entradas compradas vía web, son reembolsadas o reprogramadas en caso de apagón? ¿Cómo han resuelto estos inconvenientes?

—En caso de un evento de falla eléctrica, Cines Unidos recomienda a sus invitados conservar el comprobante de pago de su boleto y les brinda la posibilidad de validarlo durante los próximos 30 días en el mismo cine y para cualquier película o función, siguiendo el protocolo establecido para el manejo de estas contingencias.

De igual manera, es importante que los invitados estén atentos a los horarios de cada función a través de la página web.

La disminución de funciones como producto de los mega apagones ha mermado la cantidad de personas que asisten a las salas

—¿Tienen afectaciones con los sistemas de aires acondicionados o de otro tipo?

—En el caso de los equipos de aire acondicionado, su funcionamiento se ha visto afectado por los temas tanto de suministro eléctrico como de agua. Sin embargo, nos mantenemos en constante monitoreo de la operatividad de cada una de nuestras 188 salas de cine ubicadas en 10 ciudades del país, realizando los mantenimientos respectivos para minimizar cualquier problema que pueda surgir.

La realidad de cada uno de nuestros 23 complejos cinematográficos depende de la región en la se encuentra, e incluso, de manera particular de su ubicación en la ciudad. Con lo cual las situaciones que se presentan con cada una de ellas se manejan de manera independiente.

Por otro lado, para el funcionamiento de los proyectores, que son equipos muy sensibles a los cambios de temperatura y las fluctuaciones de voltaje, es fundamental que existan condiciones mínimas que permitan su óptimo funcionamiento y no pongan en riesgo la seguridad del equipo. El funcionamiento de estos equipos depende de la calidad de la energía eléctrica que se recibe en cada zona.