Del 24 de septiembre al 25 de octubre se desarrolla en Venezuela el Cuarto Festival de Cine del Reino de los Países Bajos, iniciativa de la embajada en Caracas y el Circuito Gran Cine con el apoyo de Trasnocho Cultural. El festival “es una incitación al crimen”, afirma el embajador Norbert Braakhuis. En un país en el que la gente de casualidad puede comer “nos parece que este regalo que le da el Reino de los Países Bajos a Venezuela es de gran trascendencia”, destaca Bernardo Rotundo, presidente del Circuito Gran Cine

Cuando el hoy embajador del Reino de los Países Bajos en Venezuela, Norbert Braakhuis, estaba por nacer, su país vivió uno de los capítulos de su traumática relación con el mar: Terminaba el primer mes de 1953 y los diques no pudieron contener el avance de las aguas. Más de 1.800 personas fallecieron. Esa crisis se cuenta en la cinta La Tormenta, que será exhibida en el Cuarto Festival de Cine del Reino de los Países Bajos que comenzó este jueves 24 de septiembre y se extenderá hasta el domingo 25 de octubre, gratuito, online y también con los formatos “Cine Balcón” y “Cine desde tu ventana”. La Tormenta es, por razones obvias, una de las películas que más le gusta de las ocho que se exhiben.

Braakhuis ya está de salida de Venezuela, porque termina su misión como diplomático, pero es difícil pensar que va a cortar los lazos con el país en el cual desarrolló una actividad cultural tan diversa y comprometida. “El cine es pasión”, remarca, y compromete a su sucesor con la misma agenda. En la aventura del festival de cine lo acompaña el presidente del Circuito Gran Cine, Bernardo Rotundo. Ambos conversan con contrapunto.com vía Zoom y gracias a la gentileza del periodista Pablo Blanco.

El festival “es una incitación al crimen; es mejor así, porque es un desafío que nos interesa”, afirma el embajador en ese tono de broma y doble sentido que lo caracteriza. En estas circunstancias es muy importante “que nosotros tratemos de acercarnos a la gente con buenas películas y documentales”, y en el Trasnocho Cultural y Circuito Gran Cine “tenemos los cómplices necesarios para hacer este trabajo”.

Con la COVID-19 “la gente está en casa” y por eso su disponibilidad para el cine es máxima; además, quiere disfrutar de cosas buenas, explica Braakhuis. Siempre optimista, ve ventajas donde otros solo encuentran problemas. “Además, las películas que estamos ofreciendo son muy interesantes” y en la intimidad de la casa el espectador puede verla y compartir con la familia.

Gracias al desarrollo de la plataforma del Trasnocho Cultural “hemos logrado que las ocho películas que vienen por primera vez a Venezuela se puedan ver totalmente gratuitas”, destaca Rotundo.

En un país en el que la gente de casualidad puede comer “nos parece que este regalo que le da el Reino de los Países Bajos a Venezuela es de gran trascendencia, porque nosotros estamos viviendo una cuarentena mundial, pero el país tenía las defensas muy bajas” por una política de desaciertos que llevó a la emergencia humanitaria compleja, describe. Hoy resulta muy difícil que una familia pueda disponer de 30 o 40 dólares para disfrutar del cine.

Lo ve no solo como un aporte a la salud mental de los venezolanos confinados en sus hogares, sino como la oportunidad para encontrarse “con una cinematografía pujante y de calidad” como la del Reino de los Países Bajos.

Una de las ocho cintas es el segundo largometraje del cineasta Jorge Thielen Armand, La Fortaleza, una coproducción entre Venezuela, Reino de los Países Bajos, Francia y Colombia. El protagonista es el propio padre del realizador, Jorge Thielen, que da vida a un hombre alcohólico que espera recuperarse de su adicción con la reconstrucción de un campamento turístico en la selva amazónica.

Cinéfilo y promotor del cine, Rotundo detalla los pasos para acceder a las películas:

-Ingresar al portal www.trasnochocultural.com.

-Elegir la cinta del Cuarto Festival del Reino de los Países Bajos.

-Hay que hacer como que se compra la película “pero no se va a pagar nada”, aclara.

-Estará disponible por 48 horas.