La obra del catalán Carlos Bé, dirigida por Natacha Pérez, se monta hasta este domingo 16 de febrero.

Nadie vuelve a ser el mismo después del abuso sexual. Pero tampoco la familia puede volver a ser la misma, y de esto trata la obra “Añicos”, del dramaturgo catalán Carlos Bé. Hechos reales son llevados a escena por Bé, y recreados por la directora Natacha Pérez, en Caracas, como parte del Sexto Festival de Jóvenes Directores Trasnocho.

Andersson Figueroa, actor nacido en Cumaná y ahora radicado en Caracas, interpreta a Lucas, el hermano de la niña abusada. Figueroa, actor de la Compañía Nacional de Teatro, llegó a la pieza porque Pérez necesitaba a un intérprete de sus características.

“El texto me encantó. Es muy fuerte. No es teatro de entretenimiento, sino un teatro que busca la reflexión del espectador”, explica Figueroa en entrevista para Contrapunto.

La obra tiene un final inesperado y los espectadores “quedan en shock”.