Con largas colas  para asistir a sus actividades laborales, la normalidad es un tema que se extraña no solo en el municipio sino en toda Venezuela

A las seis de la mañana hubo un nuevo corte de energía eléctrica que afectó nuevamente a todo el sector, sin embargo, la gente se mantuvo en las paradas esperando el transporte.

“Ahora van a hacer recortes, y no tienen ni la decencia de indicarnos las horas. Esta vaina seguirá a la buena de Dios. Somos los pendejos quienes salimos bien jodidos”, gritaba una persona en la parada de Baruta a Chacaito.

El precio de las camionetas sigue siendo de 200 Bs s, y el servicio se encuentra funcionando con normalidad pero con ciertos retrasos los cuales dejaban esperando a los pasajeros hasta 40 minutos. Algunas camionetas que prestan servicio de la ruta Baruta Manzanares, apoyaron la ruta de la línea sur hacia Chacaito que era la parada con mayor número de pasajeros esperando.

En el recorrido por la autopista a la altura de Santa Rosa de Lima, numerosos vehículos se encontraban estacionados para agarrar algo de señal en los celulares, hecho que se viene repitiendo desde que comenzaron los problemas de electricidad que han afectado a todo el territorio nacional.

Las caras de los transeúntes era el reflejo de una realidad confusa en donde los servicios básicos no están garantizados. “Nos quitan el agua, nos quitan la luz, ¿Que más nos falta? Así no podemos vivir, no tenemos paz”, exclamaba una ciudadana al bajarse de la unidad.

Los apagones continuarán en el municipio Baruta, al igual que en todo el territorio nacional, y según declaraciones del alcalde Darwin González, el servicio del agua se restablecerá en un periodo entre 24 y 48 horas.