Una madre venezolana y su hijo de 15 años han sido liberados de una prisión de Trinidad y Tobago dos años después de haber sido detenidos por las autoridades migratorias en 2020, informaron este sábado medios locales.

En la noche del viernes la jueza suprema trinitense Margaret Mohammed ordenó la liberación “inmediata” de Luisa Martínez Hernández y Jesús Martínez, que estuvieron detenidos alrededor de dos años en el Centro de Inmigración local en el Helipuerto de Chaguaramas, desde el 15 de diciembre de 2020.

El 14 de julio pasado el Consejo Privado de Trinidad y Tobago decretó que la detención del joven durante 19 meses era ilegal.

Ante ello, la jueza Mohammed determinó que tanto las detenciones del joven y la de su madre eran injustas.

Mohammed aseguró además que el tiempo en que Martínez Hernández y su hijo estuvieron dentro de la cárcel militar les afectó su salud mental y física, y que el riesgo de fuga de la mujer y su hijo era “mínima”, pues el padre del menor reside en Trinidad.

Martínez Hernández y su hijo formaban parte de un grupo de venezolanos que entró ilegalmente a Trinidad y Tobago en noviembre de 2020.

Ambos fueron detenidos y repatriados por la Guardia Costera varios días después, pero lograron regresar a Trinidad y Tobago, donde fueron nuevamente detenidos, reseñó EFE