Es “normal” que los perros laman a las personas. Esto es un gesto habitual de los canes, que puede tomarse como una muestra de afecto. Sin embargo, tiene su significado porque el lamido es una de las formas que tiene el can para comunicarse con las personas.

El lamido del perro siempre tiene un significado desde el punto de vista de la comunicación, ya que el can lo emplea para transmitir sus emociones y sentimientos en un momento determinado.

El significado general del lamido es expresar afecto a la persona a la que lame. Es decir, que es una muestra de cariño. Esto sucede cuando, por ejemplo, el perro da un lamido a la mano de una persona o cuando se le están haciendo caricias. También el lamido es sinónimo de alegría.

El lamido también es otro gesto que los perros realizan de forma habitual con el fin de conocer cómo sabe una persona u otros animales e, incluso, objetos. Es su manera de aproximarse y de conocerse. Un ejemplo en este caso es cuando los perros se lamen el hocico entre ellos.

Sin embargo, en otras ocasiones, el lamido tiene otros significados. Son situaciones en las que, por ejemplo, el perro lame mientras las orejas y el rabo los coloca en una posición baja. Esto significa una posición de sumisión, aunque también es el gesto con el que e perro expresa que tiene miedo o algún temor ante algo.

Además, el lamido continuado y excesivo puede significar que el perro está nervioso. Igualmente, es posible que el can quiera llamar la atención de la persona a la que lame para avisarla o alertarla de algo que está sucediendo.