Son animales exóticos y deben estar en su hábitat natural, sin embargo hay ocasiones que ameritan tenerlo en casa

El pavo real, por la belleza de su plumaje y su colorido, es un animal que requiere, como todos, de una serie de cuidados y atenciones específicas, aquí las básicas por si se tiene en casa:

Espacio

Antes de tener un pavo real, lo primero que conviene saber es que es totalmente imprescindible que en casa haya un corral cerrado para que esté protegido y pueda descansar y hacer su vida.

Aparte de tener un corral, se precisa un refugio para que también esté protegido de otros animales, sobre todo, si se vive en el medio rural y puede haber presencia de depredadores o zorros, entre otras posibles amenazas. Este espacio será el elegido a su vez por el pavo real para anidar.

Alimentación

Al igual que con otros animales, se debe prestar especial cuidado a su alimentación. Cuando son polluelos, la dieta recomendada se basa en proteínas durante los primeros tres meses de vida. Posteriormente, la comida puede ir variando para evitar que una dieta excesivamente proteica deforme sus patas.

A partir de los tres meses, pueden comer gránulos para aves de caza. Es importante vigilar que coman porque, en caso contrario, habría que volver a la dieta anterior.

Salud

Es preciso desparasitarlos al menos una vez cada tres meses con productos específicos para aves.

Igualmente, hay que extremar las precauciones ante ácaros y piojos porque se alimentan de la piel y restos de plumas del ave. Si se nota su presencia, lo más indicado es tratarle con pesticidas adecuados, aunque siempre es mejor consultar con un veterinario.