También los zorros, sapos y ratas representan un peligro para el país

Autoridades de Australia planean tomar medidas contra los gatos por la “amenaza” que estos representan para las especies nativas del continente, especialmente aves y reptiles, las cuales no están preparadas para lidiar con las características predatorias de los felinos.

El único mamífero terrestre de Australia es el murciélago, por lo que las aves pasaban mucho tiempo en el suelo alimentándose, lo que las convierte en las presas fáciles para los gatos. Según señaló un portavoz del Departamento de Medio Ambiente y Energía de Australia a CNN, los gatos matan a más de un millón de aves nativas y 1,7 millones de reptiles todos los días.

En este sentido, las autoridades australianas proponen capturar a dos millones de gatos silvestres para el 2020, para sacrificarlos y de esta manera eliminar la “amenaza” que representan para las especies nativas de esa nación.

Gregory Andrews, comisionado nacional de especies amenazadas dijo que “no estamos matando gatos solo porque sí, no lo estamos haciendo porque odiamos a los gatos, nosotros tenemos que tomar decisiones para salvar a los animales que amamos, y que nos definen como una nación“.

Los gatos llegaron a Oceanía por los humanos. Estos en lugar de ser sacrificados pueden ser esterilizados para evitar el crecimiento de su población, ubicarlos en refugios construidos previamente por el Estado, de esta manera también se evita el contagio de enfermedades y el desequilibrio ambiental.