De acuerdo a una nueva norma, las aerolíneas no tienen que tratar a los animales de apoyo emocional como animales de servicio

La regla del Departamento de Transporte de Estados Unidos (DOT, por sus siglas en inglés), anunciada este miércoles, establece que “los transportistas no están obligados a reconocer a los animales de apoyo emocional como animales de servicio y pueden tratarlos como mascotas”.

Además, a las compañías aéreas también se les permite limitar los animales de servicio a los perros.

La normativa final sobre los viajes en avión con animales de servicio define a este tipo de animales como “un perro, independientemente de su raza o tipo, que está entrenado individualmente para trabajar o realizar tareas en beneficio de un individuo cualificado con una discapacidad, incluida una discapacidad física, sensorial, psiquiátrica, intelectual u otra discapacidad mental”.

Los animales de apoyo emocional son prescritos por profesionales de la salud mental para brindarles a sus dueños consuelo y apoyo. Sin embargo, a diferencia de los animales de servicio, no se requiere que estén entrenados en tareas específicas.

Los argumentos detrás de la nueva regla

Las aerolíneas le habían pedido al DOT que regulara este tema. El pedido era, en parte, debido a su preocupación de que los pasajeros estuvieran haciendo pasar a sus mascotas de manera fraudulenta dentro de la categoría gratuita y con una definición más vaga de animales de apoyo emocional.

Volar con una mascota pequeña dentro de la cabina puede costar US$ 125 o más por trayecto en las aerolíneas estadounidenses.

La nueva regla también fue impulsada por un aumento en las quejas por los animales de servicio por parte de pasajeros con discapacidades. También por una falta de claridad sobre la definición de “animal de servicio” y la mala conducta de los animales de apoyo emocional, según el DOT.

Cerdos, pavos reales y otros animales inesperados han volado previamente como animales de apoyo emocional.

Airlines for America, un grupo comercial de aerolíneas estadounidenses, aplaudió la nueva normativa. American Airlines también está satisfecha con la regla.

La nueva regla permite que las aerolíneas exijan que los pasajeros que viajan con animales de servicio llenen y presenten un formulario del DOT “que acredite el entrenamiento y el buen comportamiento del animal”. También que “certifique la buena salud del animal”.