Un informe presentando por la Confederación Olímpica del Deporte Alemán rechaza el deseo de los representantes de los E Sports de ser reconocidos como deporte, lo que les significaría privilegios fiscales

Un informe solicitado por la Confederación Olímpica del Deporte Alemán (Dosb por sus siglas en alemán) niega a los representantes de los llamados E Sports (videojuegos a nivel competitivo) el carácter de deportes, alegando que no cumplen con un requisito clave, como es la exigencia de un rendimiento físico importante.

El informe de 120 páginas, redactado por el jurista Peter Fischer, sostiene que el concepto de deporte se define en su sentido tradicional, a través de una jurisprudencia de muchos años, como una actividad de exigencias al cuerpo.

Los juegos ante una consola, agrega el informe, no caben dentro de ese concepto y “no son deportes en el sentido del derecho vigente”.

El informe rechaza de esa manera el deseo de los representantes de los E Sports de ser reconocidos como deporte, lo que les significaría privilegios fiscales.

La posición de Fischer confirma la posición previa de la Dosb frente a los E Sports. En 2018, los partidos de Gobierno en Alemania incluyeron inicialmente, en un acuerdo de coalición, el fomento de los E Sports y hablaron incluso de ofrecerles una perspectiva olímpica.

Luego de un debate, los partidos señalaron que el tema es algo que le corresponde a las organizaciones deportivas y que éstas gozan de autonomía.

La Dosb propusieron para esa categoría a algunas simulaciones electrónicas de deportes como FIFA y que le dan a clubes y organizaciones perspectivas de desarrollo, y los llamados E Games, como Liga de Leyendas y en ese punto el informe discrepa de la Dosb y considera que jurídicamente esa distinción no es sostenible.