El equipo de asesoría jurídica de la UCV trabaja para determinar las acción a emprender

El secretario de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Amalio Belmonte, rechazó la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que exige la realización de elecciones para renovar autoridades en las universidades autónomas, e indicó que en esta casa de estudios realizarán una consulta interna con todos los sectores universitarios con el objetivo de determinar las acciones a seguir.

En entrevista a Vladimir a la 1, transmitida por Globovisión, Belmonte detalló que entre los sectores que consultarán se encuentran la Federación de Centros Universitarios (FCU), las fracciones estudiantiles, profesores, empleados y obreros.

Entre las acciones destaca la convocatoria a una reunión extraordinaria del Consejo Universitario, la combinación de acciones con el resto de las universidades autónomas y la respectiva denuncia ante la comunidad internacional.

A su juicio, la decisión del TSJ “es una sentencia arbitraria que da respuesta 10 años después a un recurso de nulidad que introdujeron los rectores de las universidades autónomas contra la Ley de Educación y en especial el artículo 34 de esa ley que pretende modificar los criterios académicos para elegir a las autoridades y la concepción del claustro universitario, además de establecer que la educación debe estar regida por los principios de la ética socialista”.

En ese sentido, indicó que el equipo de asesoría jurídica de la UCV se encuentra trabajando para determinar la acción a establecer, aunque reitera que la intención del Gobierno es controlar las universidades.

Amalio Belmonte, secretario de la UCV, y José Ángel Ferreira, vicerrector administrativo de la Universidad de Carabobo. Foto: @Vladi_VillegasP

“No es por casualidad que el Gobierno quiera ir contra estas universidades (autónomas). La barbarie no tiene cabida en la UCV desde el punto de vista electoral, lo pueden lograr imponiéndolo a la fuerza, pero en unas elecciones transparentes y libres el Gobierno jamás ganaría”, dijo Belmonte.

Por su parte, el vicerrector Administrativo de la Universidad de Carabobo, José Ángel Ferreira, reconoce la necesidad de renovar los cargos, pero considera que se debe tener mucho cuidado con esta sentencia porque de acatarla a cabalidad se podría perder la autonomía universitaria y volverse “cómplices de esta barbarie”.

“No hay que perder los espacios, esos espacios tenemos que mantenerlos, pero obviamente tenemos que tener mucho cuidado con la institucionalidad”, dijo Ferreira.