Al respecto manifestó que aunque no es malo para el Ejecutivo, no puede dolarizar la economía, sino que debe ir “poco a poco”

Tomás Socias López, analista político y económico, aseguró que el nuevo proceso de reconversión monetaria que entrará en vigencia el 1 de octubre es una decisión “tardía” que se debió tomar antes, aunque la administración de Nicolás Maduro no quería.

Explicó que la reconversión solamente modernizará la economía y simplificará los ceros que no entraban en las máquinas.

En entrevista para el programa Primera Página de Globovisión, Socías aclaró que la reconversión “no resuelve el tema de la inflación”.

Al mismo tiempo, agregó que como el Estado no tiene dinero, será necesario que las empresas públicas pasen a manos privadas, entre esas:  Cantv, Hidrocapital y Corpoelec.

“Aunque haya un ligero aumento en la producción petrolera y estén saliendo buques, haya un trueque mayor y aprobación de licencias desde Estados Unidos; urge que el sector privado tome las empresas del país”, afirmó.

Resaltó además, que Maduro maneja un doble discurso y varias monedas: el bolívar, el peso, el euro y el dólar.

Al respecto, manifestó que aunque no es malo para el Ejecutivo, no puede dolarizar la economía, sino que debe ir “poco a poco”.

Tomando en cuenta que Venezuela está viviendo una apertura económica -producto de 88% de no aceptación a Maduro- dijo que esto debe continuar “aunque la mayoría de los venezolanos no crea en ello” dijo.

Diálogo en México


En cuanto al proceso de negociación entre actores políticos de la oposición y el chavismo afirmó que, más allá de esos acercamientos, ha significado conversaciones entre Nicolás Maduro y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para lograr acuerdo en materia económica para el país.

El también especialista en estado de crisis reiteró que lo importante que saldrá de México serán los acuerdos entre Venezuela y EEUU sobre la economía: “Maduro pone en el tapete las sanciones, las transacciones internacionales y las relaciones con Estados Unidos; mientras que EE.UU manda a decir que quiere abrir embajadas y, en ese proceso, salimos todos beneficiados”.