El dirigente de la JPsuv aseguró que la situación económica del país tiene su origen en las medidas de Estados Unidos

Para el internacionalista y comisionado de relaciones internacionales de la Dirección Nacional de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Rander Peña, las medidas de Estados Unidos contra los bienes del Gobierno de Venezuela son un claro golpe a los derechos fundamentales del ser humano, entre ellos la educación y nutrición.

En debate en Vladimir a la 1, transmitida por Globovisión, aseguró que la situación económica del país tiene su origen en las medidas de Estados Unidos, que tienen “claras prohibiciones” para que el Estado pueda comprar y vender lo necesario para los venezolanos.

“Han congelado alrededor de 30.000 millones de dólares (…) El efecto y alcance de las medidas coercitivas unilaterales nos da para satisfacer la demanda en alimentos y bebidas por los próximos ocho años” aseveró.

A su juicio, es una gran mentira decir que las sanciones afectan a unos cuantos representantes del Gobierno, porque al impedir la importación de alimentos y bebidas la población es la principal afectada.