La pregunta se hace en predios internacionales y nacionales. He aquí la explicación que tiene el oficialismo a este fenómeno.

Mucho se ha dicho, y se dirá, sobre el rol que juegan los militares en la realidad venezolana actual y las comparaciones abundan con los eventos que en este momento se presentan en el continente.

Quienes adversan al Gobierno de Nicolás Maduro, han tratado de penetrar el tejido militar de diversas formas, con la idea de romper uno de los elementos que a su juicio lo mantienen en el poder.

A propósito de los eventos en Bolivia, que obligaron a renunciar a Evo Morales -con la participación activa de las fuerzas policiales y el no respaldo de la Fuerza Armada al Presidente en ejercicio-, el tema toma fuerza.

Quienes cubrimos parte de la movilización opositora del pasado 16 de noviembre, pudimos ver cómo algunos manifestantes increpaban a los funcionarios policiales, a quienes le exigían que tomaran la misma actitud que en Bolivia.

Ante estos sucesos, los simpatizantes del gobierno de Maduro sostienen “esta vaina se mantiene por la unión cívico-militar, si no, nos pasa lo mismo”.

El tema fue abordado por el mandatario Nicolás Maduro, en la entrevista del domingo pasado con José Vicente Rangel.

Foto: Mippci

Maduro, sostiene que el punto medular fue la redefinición que hizo Hugo Chávez, de la Fuerza Armada Nacional.

Rangel, fue al grano y palabras más, palabras menos, se preguntó por qué lo que pasó en Bolivia no pasa en Venezuela.

“Chávez construyó una nueva Fuerza Armada Nacional. Con una una nueva consigna de defensa de la patria. Nuestros cuarteles son recintos donde se propician los ideales bolivarianos. Se identifica con los ideales del comandante Chávez. Es una nueva doctrina y concepto para defender la soberanía”, señaló Maduro.

Toma como elemento fundamental la ruptura con la Escuela de las Américas y señala que los estamento militares de la región “están colonizadas por la doctrina de seguridad y defensa, pero de los Estados Unidos”.

Destaca la conexión de los mandos militares con los niveles de organización que el chavismo denomina Poder Popular.

“Tenemos un liderazgo militar auténtico. Uno que responde a ideales de una visión de patria. Distinta a los dictámenes de Washington. Hemos desmontado 47 intentos de captar oficiales para conspirar contra la Constitución y el Gobierno. Lo hemos hecho, porque hay oficiales patriotas que no se dejan seducir”, aseguró Maduro.

Dijo también que los esfuerzos por infiltrar la FANB apuntan a sabotaje de los aviones Sukhoi y reiteró su denuncia sobre la intención del gobierno de Colombia “de tratar de desarticular” la capacidad misilística venezolana.

“Hay gente presa por esto. Los interceptamos. Hacemos un trabajo de inteligencia muy agudo”, subrayó.

Finalmente, aseveró que estas acciones hacen ver “el nivel de desesperación de los gringos por debilitar la FAN que hoy está más fortalecida. Con mayor capacidad de defensa del país. Tenemos tres millones doscientos mil milicianos metidos en las comunidades. Las conspiraciones lo que ha hecho es fortalecernos”.