El funcionario aseguró que ha mantenido comunicación con los gobiernos de México y Noruega, quienes se han ofrecido a negociar el fin de la situación en Venezuela

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, confirmó este miércoles contactos con México y Noruega para analizar el futuro del presidente venezolano Nicolás Maduro, cuyo mandato es considerado ilegítimo por Washington y más de 50 países.

En una audiencia en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Pompeo pareció señalar que se estaban llevando a cabo conversaciones para encontrar un camino para que Maduro se vaya al exilio.

El legislador cubano-estadounidense Albio Sires, un demócrata que representa al estado de Nueva Jersey, le preguntó a Pompeo si había hablado con México y Noruega, que se han ofrecido a negociar el fin de la crisis venezolana, para encontrar una manera de sacar a Maduro del país.

“Sí, personalmente he estado en conversaciones con esos dos gobiernos”, respondió Pompeo, sin dar más detalles. Además, reiteró que Estados Unidos descarta dialogar con Maduro como forma de superar el impasse político.