La Alianza Opositora ya definió un reglamento de trabajo en víspera de las inmediatas elecciones regionales de final de año

Para Juan Carlos Alvarado, Secretario General del partido Copei, es preocupante el deterioro de los servicios públicos, la calidad de vida de todos los venezolanos y asegura que todo esto producto “de las deficientes políticas aplicadas por el Gobierno nacional, sumado a la evidente falta de coexistencia política en la oposición venezolana”.

El dirigente socialcristiano afirma que “las políticas de sanciones y bloqueo han sido parte de nuestra nefasta realidad y quien sale más perjudicado en todo esto es el pueblo. Eso no lo entiende la oposición que vive fuera de nuestro país”.

-¿Qué recoge sobre el tema de los presos y los inhabilitados políticos, con la llegada de un nuevo directorio al CNE y víspera de las elecciones del 21-N?

-Lo que marca el norte es el proceso de acuerdo en las negociaciones, ese es el tema. Las alianzas democráticas y los acuerdos de diálogo oposición y Gobierno es el lugar donde todo el sentir democrático del país está apostado para la salida constitucional y con civilidad en la cual se está ahogando al país. Apostamos a que en los próximos eventos electorales participen todas las organizaciones y todos los sectores, que se mantenga la ruta electoral y democrática para dirimir nuestras diferencias y así poder salir de la crisis moral, económica y política que estamos experimentando en nuestro presente histórico.

-En este proceso de reconocimiento del diálogo y los acuerdo para futuras alianza políticas… ¿Cuál es la metodología de trabajo?

-Primero reconocer las autoridades de los Poderes Públicos, sobre todo los rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE), a la Asamblea Nacional (AN) y al Presidente de la República como representante del Poder Ejecutivo. Después seguir trabajando la ruta electoral desde la defensa del orden constitucional, derrotando al voto abstencionista, llamando a pueblo a que nuestro valor más importante a defender es la tradición democrática del país.

-¿Qué está pasando con la abstención electoral? ¿A qué se debe el incremento progresivo de este fenómeno nacional? ¿Será que el político se desconectó del pueblo en medio de la crisis país?

-Considero que la tradicional generación de políticos se desconectó del sentir ciudadano. El pueblo demanda respuesta a sus problemas de la vida cotidiana, sobre todo el tema de resolver los servicios públicos. Pero nuestra militancia socialcristiana está trabajando en la formación y legitimación de unos nuevos cuadros políticos que estén a la orden del pueblo, que estén formados política y profesionalmente para así generar las respuestas que aspira el pueblo venezolano. En 12 meses de trabajo seguimos trabajo el plan que nosotros denominado 150 que consiste en consolidar nuestro liderazgo regional a nivel nacional. En dos meses de trabajo hemos recorrido 184 municipios a nivel nacional con el firme propósito de recoger el sentir de la gente, establecer un vínculo directo entre nuestro elector y las necesidades del pueblo. Nuestro liderazgo se construye de abajo hacia arriba donde el pueblo decide y legitima con valor quiénes son nuestros liderazgos emergentes para así mantener la conexión directa con nuestro pueblo.

-A qué se debe la falta de conexión entre el pueblo y los electores. ¿Cuál es la causa inmediata del desencanto del pueblo con la clase política del país?

-La antigua guardia de los partidos tradicionales del país enfocaron el trabajo en la confrontación política y, desde ese discurso, pretendieron hacer y construir una militancia para el futuro inmediato. La respuesta la tenemos en nuestra realidad inmediata, nuestro pueblo se cansó de promesas incumplidas, de disputa estéril, de violencia sin diálogo, ya es hora de generar y promover nuevas forma de hacer política en el país para restablecer el diálogo entre el pueblo y los políticos del país.

-En términos de cifras políticas… ¿Cómo está el partido Copei?

-El último trabajo que realizamos fue el levantamiento de nuestra militancia a nivel nacional. El 61% de nuestras estructuras municipales está comprendido con militancia joven. Tenemos presencia de militancia real en 170 municipios a nivel nacional, además con cuadros de formación importante que representan el liderazgo de la generación de relevo con seguidores a nivel nacional.

-¿Cuántas gobernaciones y alcaldías aspira ganar Copei para el 21 de noviembre desde la plataforma Alianza Democrática?

-Nosotros acabamos de aprobar nuestro reglamento interno. Teníamos dos meses discutiendo este reglamento y ahora hemos incorporado cuatro nuevas organizaciones en esta Alianza Democrática como son: Wuao, Evolución, PAN y Democracia Renovadora. Ahora somos 26 organizaciones en total, que todas conviven en la Alianza Democrática.

-¿Copei ya tiene definida su metodología de trabajo preelectoral para el 21-N?

-En términos electorales Copei espera ganar en el 70% de las alcaldías a nivel nacional, en 12 a 14 gobernaciones. El elemento determinante en estas proyecciones está en combatir la abstención y mantener la unidad desde el frente opositor.

-¿Cuáles son sus precandidatos para el 21-N?

-Nosotros tenemos nuestros precandidatos, pero reitero que todo depende de la unidad democrática en la Alianza opositora. Para el estado Mérida ofrecemos la precandidatura del profesor Édgar Márquez, académico con trayectoria reconocida a nivel nacional y presencia política importante en la región. Para el estado Falcón ofrecemos la precandidatura de Oscar García, figura con reconocido trabajo regional. Para la gobernación del estado Guárico ofrecemos la precandidatura de Octavio Orta, entre otros. Todos nuestros precandidatos tienen presencia y reconocimiento regional.

-Y usted ¿Tiene alguna aspiración política a corto plazo?

-Mi primer cargo de elección popular fue mi reciente llega a la Asamblea Nacional (AN). Te confieso que ahora han surgido algunos grupos políticos postulando mi precandidatura para el estado Miranda. Ahora bien, esa precandidatura dependerá de la decisión que se tome dentro de la Alianza Democrática. Mi nombre como candidato dependerá del resultado en el consenso opositor.

-Desde la agenda parlamentaria como diputado jefe de fracción… ¿Cuáles son sus prioridades?

-Tenemos en agenda una propuesta importante de Fedenaga sobre el tema de la reactivación del aparato productivo específicamente a la recuperación de algunas tierras. Todo esto para hacer posible la seguridad jurídica en la inversión privada. Además tenemos pendiente los proyectos de penalización cuando las tierras son invadidas o expropiadas sin criterio o argumentación real. Ahora el tema de la recuperación del poder adquisitivo y el salario mínimo es una necesidad inmediata. Tenemos la obligación con el pueblo venezolano de recuperar nuestra economía y el aparato productivo, pero es necesario rescatar el poder real del salario en nuestro trabajadores.