Las “zonas de distensión económica en Venezuela, llamadas burbujas, son paradójicamente creadas por las sanciones”, afirmó

Durante una visita al estado Bolívar, el dirigente Juan Guaidó instó a medirse para que el país decida cuál es el liderazgo que lo conducirá a la redemocratización.

“Sabemos lo que tenemos que hacer: construir y fortalecer la unidad. Mecanismos: la medición. Mecanismos: la primaria. Mecanismos: los consensos. Vamos a medirnos para que Venezuela decida el liderazgo”, subrayó Guaidó, reconocido como presidente interino por Estados Unidos y un conjunto de países.

El objetivo “es consolidar una poderosa unidad para ejercer la mayoría que somos”, enfatizó. El llamado es “a ejercer la mayoría que somos”. No se rindan, no se acostumbren, exhortó.

Remarcó su apoyo a las sanciones “bien ejercidas a corruptos y violadores de derechos humanos”, agradeció el apoyo de la comunidad internacional y ofreció garantías a todos los sectores. “El objetivo no es venganza; es justicia”, aclaró.

Guaidó afirmó que, a pesar de las dificultades, se ha logrado mantener la unidad de los sectores que se oponen al oficialismo. Dijo respetar a cada líder “que ha estado defendido votos, protestando, ejerciendo mayoría”.

“Reconozco a todas las fuerzas unitarias”, subrayó.

El objetivo es que “esas empresas básicas empiecen a funcionar ya, que haya inversión privada”, que “las carreteras no sean de espanto”. Contó que, para llegar a Guayana, tuvo que pasar casi un día en carretera “y no solo por la persecución del régimen” sino por el mal estado de las vías.

Insistió en que en Venezuela hay “un régimen totalitario que pretende secuestrar a nuestra gente, desarraigar a nuestro país”.

Las “zonas de distensión económica en Venezuela, llamadas burbujas, son paradójicamente creadas por las sanciones”, afirmó. Guaidó recordó que en 2015 hubo escasez. “¿Qué tuvo que hacer la dictadura? Permitir el uso de moneda fuerte. Se hicieron los locos. Voltearon la cara. ¿Y empezaron a usar qué moneda?”. La economía “le pasó por encima” a Maduro “paradójicamente por las sanciones”, porque “se focalizó a los corruptos, a los violadores de derechos humanos; no se permitió que siguieran robando el dinero”.

Criticó que el gobierno de Maduro condonara la deuda petrolera a San Vicente y preguntó si ese dinero no era necesario para los hospitales. “No es que condonaron; es que se robaron 70 millones para recibir favores de propaganda de algunos países que todavía tratan de hacerlos ver como lo que no son”.

Reiteró su exigencia: elecciones libres y justas. “La dictadura no elige nuestro candidato, no elige el liderazgo de la alternativa democrática con persecución, inhabilitación y hasta asesinato. Lo elige la alternativa democrática”.

No es suficiente tener la fecha de elección, sostuvo. “Son tan miedosos que ni la fecha, porque saben lo que significa: la fecha de vencimiento definitivamente de la dictadura. Quiero que se imaginen ese domingo en familia”. Se supo por otras fuentes que Guaidó continuará giras políticas por el país.