“Había visto ridiculeces y lo de ayer”, dijo el presidente de la AN sobre la llamada telefónica con la que el presidente Nicolás Maduro, se dirigió a la concentración chavista de este sábado.

“Tan mal estaba la dictadura que ni el convocante fue”, dijo el Presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, sobre la manifestación chavista de este sábado 16 de noviembre en la que el Presidente Nicolás Maduro, se dirigió a la población a través de una llamada telefónica.

“Había visto ridiculeces y lo de ayer (…) No es que Maduro no aceptó el reto de salir a las calles, es que ya no le da la cara a la gente”, aseveró el Presidente del Parlamento, quien ofreció un balance sobre la movilización de este sábado.

Guaidó cuestionó “a quién representa” el Jefe de Estado, que a su juicio no fue capaz de darle la cara a la población.

Sobre la agenda de calle que propuso este sábado, reiteró que para que se logren los objetivos es necesario permanecer en las calles. “Lo importante es lo que viene, sostener la protesta”, puntualizó.

Recordó la convocatoria de este lunes en cada municipio, a partir de las 9:00 a.m., en todas las calles de Venezuela. Detalló que habrá puntos de concentración en los que “seguramente” realizarán algunas trancas, pero explicó que ese no es el objetivo sino “romper con la falsa normalidad” y “presionar a la dictadura”.

Igualmente, señaló que se sumarán a la protesta de los estudiantes el próximo jueves 21 de noviembre.

Indicó que la expectativa de todos los venezolanos es que se vaya Maduro, por lo que reiteró que se debe ejercer la presión necesaria. Considera que lo importante de la jornada de este sábado, es que se reencontró en las calles la oposición venezolana que venció el miedo y se reconoció como mayoría. El segundo paso es orientar la protesta.

Con relación a la activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (Tiar), indicó que es necesaria la presión interna, porque de nada sirve la presión internacional si no se presiona internamente.