Marcos Polesel considera que el combustible será usado por el narcotráfico, los denominados “colectivos”, los negocios de mafias y Cuba

El régimen socialista  instaurado en Venezuela llevó al colapso a sus refinerías y acabó con la producción nacional de gasolina, sostiene Marcos Polesel, líder del Frente Nacional de Derechas Unidas (FDU) en Venezuela.

El vocero advirtió sobre la llegada de buques de gasolina desde Irán: “Esa gasolina que viene desde Irán, no es para el pueblo… Esa gasolina se revertirá en contra nuestra, para mayor represión y sometimiento, ¿O acaso creían que era para mitigar las necesidades de la población? El que cree eso es que todavía no sabe la clase de criminales que tenemos en frente”.

Igualmente se pregunta “¿Cuántas armas y municiones podrán estar transportando esos buques que además traen gasolina? (…) no es ningún secreto que el terrorismo islámico tiene centros de adiestramiento en Venezuela”.

Para Polesel, Estados Unidos lleva demasiado tiempo permitiendo una situación peligrosa para su seguridad nacional: “La gasolina que viene de Irán es para las lanchas, aviones y semisumergibles que utiliza el narcotráfico (…) una parte irá a abastecer el parque armamentístico del régimen, terroristas islámicos, de los colectivos y de sus pranes; otra ira a los negocios de las mafias militares y una gran parte irá a Cuba (…) esos buques no deben llegar a Venezuela, si los Estados Unidos lo permiten, estarán alimentando el gran monstruo que se instauro en nuestra nación”.