Maduro quiere elecciones parlamentarias “ya!”

Katherine Dona| Foto: AVN

En un encuentro con la clase obrera, el mandatario Nicolás Maduro solicitó preparar a los candidatos para la elecciones parlamentarias

“Quiero elecciones ya”, indicó este viernes 14 de agosto el presidente de la República, Nicolas Maduro, durante el Segundo Encuentro Nacional del Consejo Productivo de Trabajadores.

Estoy deseoso de que el Consejo Nacional Electoral y la Constituyente convoquen a elecciones, estoy deseoso, quiero elecciones ya, elecciones ya, porque me gusta la batalla de ideas, la batalla de calle“, dijo el mandatario.

Maduro pidió a los trabajadores preparar a sus candidatos para las elecciones legislativas y aseguró que el chavismo le dará “la pela  del siglo a la derecha golpista”, porque en lo “político también somos campeones”.

El pasado lunes, la ANC designó una comisión para definir la fecha en que se celebrarán las elecciones legislativas, previstas para el 2020, aunque no se descartó convocarlas para este año.

Según explicó entonces el presidente de este órgano, Diosdado Cabello, la comisión hará una consulta “a todos los organismos sobre cuándo es el mejor momento para hacer esas elecciones”.

“Si de esa consulta resulta que es el primero de enero (…) el 1 de enero se hará. Si dice que es este año, se harán cuando diga esa consulta”, continuó al tiempo que aseguró que “en los próximos días” revelarán la fecha en la que se realizarán las elecciones del Parlamento, que actualmente es de contundente mayoría opositora.

El adelanto de las elecciones legislativas es una advertencia que viene haciendo Cabello desde hace meses, debido a que, ha señalado, el Parlamento se encuentra en situación de desacato al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y que por ello sus decisiones son “nulas”.

El jefe del Parlamento, Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de cincuenta países, ha dicho, en cambio, que adelantar las elecciones legislativas sería un “desastre” para el Gobierno de Maduro.

Venezuela atraviesa un agravamiento de tensión política desde el pasado enero, cuando Maduro juró un nuevo mandato de seis años que no es reconocido por numerosos países.