El presidente Maduro no envió a sus representantes a Barbados y aseguró que su decisión ocurre “luego de evaluar el escenario de agresión criminal del imperialismo en contra de nuestro país y al observar la indignante postura de la oposición venezolana”

El Gobierno y la oposición de Venezuela intercambiaron duras acusaciones y críticas este jueves 8 de agosto, luego de la suspensión, esta semana, de la jornada de diálogo que buscaba una solución a la crisis que vive el país y ambos sectores señalaron a su rival como culpable del desencuentro.

El Presidente Nicolás Maduro, tomó la decisión de suspender las conversaciones que se llevaban a cabo en Barbados a instancias de Noruega y responsabilizó de tal determinación a Juan Guaidó, líder opositor, por apoyar el bloqueo total de bienes estatales venezolanos en Estados Unidos adoptado por el Gobierno de Donald Trump. 

Por su parte, Guaidó, presidente del Parlamento, aseguró que la decisión del oficialismo es una evidencia de “mala fe y poca seriedad”, y apuntó que sin presión internacional e interna “no hay solución” y llamó a no esperar “a que sea demasiado tarde para hacer lo que toca”.

La posición de Maduro

En esta particular lucha, Maduro clamó “justicia” y reiteró la invitación a una marcha para el próximo sábado 10 de agosto en contra de las medidas impuestas por EEUU, pues “los problemas de los venezolanos tenemos que resolverlo entre los venezolanos, nadie debe meter su mano y menos Donald Trump”.

Durante un evento, el presidente mostró una “cuartilla” en la que, bajo el lema “No More Trump” (NO más Trump), el oficialismo espera recoger firmas para denunciar ante Naciones Unidas las implicaciones del “bloqueo criminal” de Trump.

Prometió, durante una conversación telefónica con el canal estatal VTV, “activar una contraofensiva con la Asamblea Nacional Constituyente, con todos los poderes” para “hacer justicia”.

La repuesta de Guaidó

Por su parte, el líder del Parlamento, Juan Guaidó instó este jueves a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y a la comunidad internacional a “presionar” para lograr “una solución real y seria” a la “grave crisis” que atraviesa Venezuela.

“Es el momento para que la comunidad internacional, el pueblo de Venezuela y nuestros hermanos de la Fuerza Armada presionemos para que la cúpula política del régimen ofrezca y acepte una solución real y seria a esta grave crisis”, dijo Guaidó en un video difundido en redes sociales.