La internacionalista resaltó la importancia de estas medidas para Venezuela, pues afecta a la población debido a que el país es netamente importador, pero indicó que esa condición no es responsabilidad de EEUU

Experta en esta materia De Michele considera que, las medidas del Presidente norteamericano Donald Trump, contra los bienes del Gobierno venezolano en Estados Unidos, afectarán los negocios privados debido a temores del alcance.

“Son medidas de presión que viene implementando el Gobierno de Estados Unidos para hacerle cada vez más costoso al Gobierno de Nicolás Maduro permanecer en el poder (…). En esta oportunidad en particular,creo, que estas medidas van a tener un impacto importante en la población porque tienen un ámbito muy general y son muy poco definidas taxativamente en el texto”, dijo en entrevista a Vladimir a la 1, transmitida por Globovisión.

A su juicio, al colocarle la “etiqueta de sanción” a las medidas de Estados Unidos hay un elemento adicional, porque según el Derecho Internacional, los únicos facultados para imponer sanciones son los organismos internacionales y específicamente, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Explicó que los Estados Unidos, de manera unilateral solo puede aplicar medidas de presión, en ese sentido, la decisión de Estados Unidos debe calificarse como una medida de presión unilateral.

Resaltó la importancia de estas medidas para Venezuela, pues afecta a la población debido a que el país es netamente importador, pero indicó que esa condición no es responsabilidad de Estados Unidos.

“Si Venezuela tuviera más autonomía, si nosotros tuviéramos un aparato productivo que estuviera a tono, no tuviéramos ese nivel de dependencia de las importaciones y de las exportaciones de petróleo, si tuviéramos un aparato productivo suficientemente sólido, esto no tendría el impacto que probablemente va a tener”, aseveró De Michele.

A su juicio, las medidas no tienen nada que ver con entrega de los bienes de Citgo como garantía, ni con la caída de la producción petrolera, ni con la destrucción del aparato productivo en el país.

“Hay que reconocer que hay una situación de deterioro del aparato productivo y de la capacidad financiera del Gobierno que trasciende las medidas”, puntualizó.