El Ministerio de Asuntos Exteriores español aboga por “una investigación que conduzca a la identificación de los responsables y su puesta a disposición de la justicia”

El Gobierno español solicitó este viernes 18 de octubre “a las entidades venezolanas competentes” una investigación “expedita e imparcial” sobre las circunstancias de la muerte del concejal del municipio Sucre, Edmundo “Pipo” Rada.

En un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, pide “una investigación que conduzca a la identificación de los responsables y su puesta a disposición de la justicia”.

El cadáver de Edmundo Pipo” Rada, fue encontrado el pasado 18 de octubre en la carretera Petare-Santa Lucía, a la altura de Guaicoco, “con el cuerpo calcinado, con dos tiros de gracia en la nuca, con una bolsa puesta en la cara para que no pudieran reconocerlo”, explicó el presidente del Parlamento, Juan Guaidó.

España insiste “en la importancia de que dichas entidades apliquen las recomendaciones formuladas” por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos con la finalidad, destaca, de “prevenir y sancionar las violaciones de derechos humanos en Venezuela”.