El presidente de Fefarven, Freddy Ceballos, señaló que “la entrada de medicamentos al país carece de los controles y la supervisión sanitaria que debería proporcionar el Estado”

El presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana, Freddy Ceballos, rechazó este martes 20 de agosto que el bodegón Cine Citta, ubicado en Bello Monte, Caracas, venda medicamentos pese a que no es una farmacia y después que se han introducido denuncias ante distintas instancias.

“Yo quisiera saber cuál es la palanca que tiene el dueño de este bodegón Cine Citta, que le permiten la venta de medicamentos y cómo es posible que a pesar de las denuncias sigue vendiendo medicamentos”, dijo Ceballos.

Asimismo, aseguró que “no ha habido Ministro de Salud que pueda acabar con esta situación. Venden medicamentos y productos, lo que él quiera vender. La denuncia se ha hecho y no sucede nada”, expresó Ceballos durante una entrevista en Primera Página.

Precisó que “ya está naciendo otro bodegón en Santa Mónica, vemos que venden medicamentos en los kioskos, en Petare, en el mercado de las pulgas en Maracaibo y no hay ministerio de salud que actúe con toda la autoridad que tiene”.

Con relación al proceso de importación de medicinas a Venezuela señaló que “la entrada de medicamentos al país carece de los controles y la supervisión sanitaria que deben proporcionar el Estado para confirmar que se cumplan con los estándares de calidad requeridos para su distribución”.

Mencionó un caso de un laboratorio de República Dominicana que, “elaboró un lote de medicamentos que se encontraban alterados y fueron distribuidos en el oriente venezolano y también en el estado Zulia y fue después de su ingreso que el Ministerio de Salud emitió una alerta sanitaria, sin embargo, con una supervisión previa se hubiese podido controlar esta situación”.

Alegó que Ferfaven lleva registró de este y otros casos, además agregó que “es deber del Ministerio de Salud revertir esta situación y corregir la metodología usada para el registro sanitario de los productos y medicinas que ingresan al país”.

Al respecto, destacó que esto es sumamente grave ya que el 10% del mercado mundial son ilícitos farmacéuticos y después del cartel de la droga el mejor negocio de ilícitos que hay son los farmacéuticos.

“Estos medicamentos no se pueden reconocer porque el Ministerio de Salud está autorizando que esto entre, ni siquiera la farmacia se entera de que el medicamento no tiene registro sanitario y esto tiene que ser revertido”, aseveró.