El diputado indígena electo en el 2015, Romel Guzamana, señaló que la crisis humanitaria que atraviesa Venezuela “ha puesto en riesgo la vida de las comunidades indígenas”

La oposición venezolana que lidera Juan Guaidó denunció este domingo, que la mayoría de los pueblos indígenas del país están desprotegidos frente a la pandemia de la COVID-19, ya que “la mayoría” de comunidades no cuentan con el sistema de vacunación que se aplica en el resto del territorio ni con medios de prevención.

La denuncia se une a otras expresadas por opositores desde que empezó la pandemia, en las que se exigieron medios para evitar los contagios, así como medicamentos para combatir síntomas y atención para los casos confirmados.

En esta ocasión, el diputado indígena electo en el 2015, Romel Guzamana, reclamó acceso a la vacunación para los pueblos originarios, ya que la mayoría de comunidades autóctonas -aseguró- no cuentan con un programa de inmunización.

El legislador consideró que la falta de vacunas para este sector significa que el Gobierno está “empeñado en vulnerar y acabar con los pueblos originarios”.

Para Guzamana, quien se comprometió a seguir exigiendo el respeto a los derechos de las etnias originarias, la crisis humanitaria que atraviesa Venezuela “ha puesto en riesgo la vida de las comunidades indígenas”.