El pasado 23 de enero, el ministro para la Información y Comunicación, Freddy Ñáñez, anunció que en la lista de fallecidos de ese día por coronavirus aparecía un bebé de cuatro meses, lo que lo convirtió en el tercero en una semana en morir teniendo menos de un año de vida. 

Los informes de las autoridades no agregan detalles más allá de que esa niña sería del estado Yaracuy, pero no sobre la forma en que se contagió la bebé ni las circunstancias de la muerte. 

Días antes Delcy Rodríguez, vicepresidenta del gobierno de Nicolás Maduro, informó el 18 de enero el fallecimiento de una bebé también de 4 meses de nacida en el estado Yaracuy. Luego, el 20 del mismo mes, la funcionaria reportó el caso de un bebé de 6 meses en Bolívar.

Ahora este martes en la noche una niña de siete meses falleció también en Yaracu,y como consecuencia de la Covid-19 en Venezuela, con lo que la cifra de personas que han muerto por la enfermedad que causa el nuevo coronavirus se elevó hasta los 1.202, informó Rodríguez.