El año escolar 2021-2022 comienza con un poco de incertidumbre, porque normalmente empiezan con clases en los niveles inicial y primaria, pero en esta oportunidad se ha difundido un documento muy genérico, indicó este jueves la profesora Olga Ramos, integrante de la Asamblea de Educación. Habría que reprogramar un tiempo de evaluación y restauración de los aprendizajes, y comenzar las nuevas actividades del año escolar cuando estén listos. “Se necesita un rediseño del año escolar”, planteó, que implica una reorganización del calendario escolar.

Entendemos que se atrasó el mantenimiento escolar, que lo están haciendo ahora, y no se sabe cuántas no están en condiciones de iniciar las clases, detalló Ramos.

El observatorio hizo un monitoreo en 58 planteles en cinco entidades, y encontramos problemas de dos tipos: deficiencia de servicios como agua potable y aguas servidas, cortes del servicio eléctrico y problemas de seguridad (robos), señaló Ramos en entrevista para Unión Radio.

Para recuperar las deficiencias del año escolar 2020-2021 hay que hacer una evaluación profunda y estandarizada, para todos los estudiantes a lo largo y ancho del país, y que se diseñe un plan de recuperación y de reestructuración lo más personalizado posible. Se necesita un sistema de evaluación y acompañamiento para los docentes, puntualizó.