Docentes de educación básica, en representación de más mil escuelas adscritas al Ministerio de Educación, se concentraron este miércoles en las afueras del Ministerio del Trabajo, en plaza Caracas, para exigir al gobierno de Maduro un salario digno.

“El presupuesto hoy día es de $4, 5 mensuales. Estamos frente a un gobierno que arremete contra los profesionales en este país. Tenemos que optar por cinco empleos para poder cubrir la canasta básica”, aseguró Higinia Alvarado, de la escuela Centro América, parroquia Macarao.

La docente indicó además que no se trata sólo de una lucha por un mejor salario. Comentó que los maestros no tienen ni un seguro de vida, por lo que muchos profesionales de la educación han migrado.

“La nómina actual del Ministerio de Educación es de 451.855 profesionales activos a nivel nacional, y en 31.184 maestros sólo en Distrito Capital. Los docentes están renunciando, tenemos salarios de hambre, de miseria. Ya nadie quiere estudiar educación, y los maestros que estamos, no nos vamos, amarrados a una esperanza”, sostuvo.

“El reglamento del ejercicio de la profesión docente se lo metieron en el bolsillo. La contratación colectiva se archivó desde el 2020 y ni hablar del llamado a concurso para optar a nuevos cargos, el Estado se desligó totalmente del maestro”, dijo.

Finalmente, refirió que el docente solicita un piso $600 mensuales, “que se active el seguro de Hospitalización, Cirugía y Maternidad y que el Ipasme vuelva a ser de los maestros. Que se cancele la deuda contractual de los 280 % y su recurrencia que supera un monto de 700%, contrato colectivo que se venció desde el abril del año pasado”.

Proyecto de Ley

Gricelda Sánchez, secretaria de reclamos de sindicato de maestros del Distrito Capital, y presidenta de la Formación para la Dirigencia Sindical, sostuvo que el gremio rechaza la discusión de la reforma de la Ley del Ejercicio de la Profesión Docente, que se discute actualmente en la Asamblea Nacional.

“Todas las decisiones estarán a cargo de las comunas, restándoles autonomía a los docentes, a la ley y al reglamento. Somos docentes con estudios de cuarto nivel. Nuestros ascensos van ligados a los estudios, cursos, formación contante. Con esa reforma, hasta un representante te puede mandar a despedir”, acotó.

Regreso a clases

María Cardone, profesora en el liceo Leopoldo Aguerrevere, en Los Chaguaramos , parroquia San Pedro indicó que no es oportuno comenzar clases en septiembre de este año, ya que no hay personal docente para cubrir las áreas básicas del currículo educativo nacional.

Señaló también que la infraestructura de los planteles “están en las pésimas condiciones”.

Y dijo: “no hay equipos de bioseguridad para los maestros, mucho menos recursos para limpiar los planteles”.