Los integrantes captaban a sus víctimas en Colombia y bajo ofertas engañosas eran forzadas a prostituirse en el país sureño

Autoridades policiales de Perú aprehendieron a siete ciudadanos venezolanos implicados en el homicidio de Marianna Gutiérrez, de 24 años de edad.

La víctima era oriunda del estado Zulia y fue captada por varios hombres en Perú, quienes la forzaron a prostituirse en contra de su voluntad.

El cadáver de la joven fue hallado en el sector Los Olivos de la ciudad de Lima, Perú, el pasado 3 de julio. Sin embargo, no fue sino hasta el miércoles 21 de julio que las autoridades lograron identificarla plenamente. La víctima presentó cinco heridas producidas por arma de fuego.

Luego de varios trabajos de inteligencia, la policía de ese país ubicó a varios hombres que conforman la banda delictiva Los Chamos de Santa Rosa, todos venezolanos y que captaban a mujeres en Cartagena (Colombia) y bajo ofertas engañosas, eran llevadas a Perú para prostituirlas en las calles.

El medio local Trompe.pe indicó que detectives de la Dirección Contra la Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes desarticularon la banda Los Chamos de Santa Rosa, responsable del asesinato de Gutiérrez.

A Gutiérrez le habrían exigido el pago de 5.000 dólares por su libertad, pero la ultimaron de cinco balazos porque amenazó con denunciar su caso a las autoridades.

Fabiola Everon, prima de la víctima, dijo al medio zuliano Noticia Al Día que la joven estaba cansada de los abusos en su contra y por eso amenazó a los delincuentes.

«A través de amigos, nos dimos cuenta que la muchacha asesinada en Perú, era mi prima. Hoy, el dolor nos invade y no nos queda otra cosa que resignarnos. Cuando nos comunicábamos con ella, nos repetía insistentemente que quería regresarse a Venezuela. Ahora, analizamos la situación y pensamos que, capaz, esas palabras eran mensajes de auxilio, pero no le entendimos», señaló Everon.

La madre de Gutiérrez se comunicó con ella por última vez el primero de julio. Al pasar los días y no tener ninguna información sobre ella, familiares reportaron su desaparición en redes sociales.

La venezolana fue identificada por algunos conocidos tras su muerte, pero, sin un familiar directo, el cuerpo no podía ser entregado.

Marianna Gutiérrez se graduó de Comunicación Social en la Universidad Católica Cecilio Acosta.

La prima de la víctima indicó que la madre de Gutiérrez se encuentra en Colombia, y viajará en los próximos días a agilizar los trámites pertinentes a la entrega del cuerpo de la joven.