Se incrementarán las inspecciones y vigilancia en el Mercado Municipal de Tucupita para evitar la comercialización ilegal de chigüires y lapas, entre otras especies

Johnny Irazábal, director de la Unidad Territorial Ecosocialista (UTEC) en Delta Amacuro, expresó que “no habrá consideración alguna para quienes comercialicen con especies de fauna protegidas de la región” y afirmó que “se les aplicarán las sanciones legales al ser detectados en esta actividad”.

Irazábal explicó que comercializar animales silvestres es un delito, de acuerdo con lo establecido en la Ley de Gestión de la Diversidad Biológica, Ley de Protección de la Fauna Silvestre y Ley Penal del Ambiente.

El funcionario acotó que la normativa ambiental prohíbe la venta de los animales silvestres y los productos derivados de ellos. “Hacemos un llamado a la población a que se abstengan de vender productos derivados de la fauna silvestre” dijo.

Asimismo, informó que se incrementarán las inspecciones y vigilancia en el Mercado Municipal de Tucupita, para minimizar la venta ilegal de chigüire, lapa y otras especies como la baba.

También exhortó a la comunidad de Delta Amacuro a evitar la compra y venta de estos animales, y denunciar a quienes cometan este delito.