Francia e Irlanda advirtieron que si Brasil no cumple con sus compromisos ambientales, podría verse amenazado el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur

Movilizar al Ejército para combatir los incendios en la Amazonia, es una de las opciones que evalúa el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en respuesta a la presión internacional y las preocupaciones del agronegocio que podría sufrir las consecuencias de la inacción gubernamental.

“La tendencia es esa”, dijo Bolsonaro este viernes 23 de agosto. Fuentes del palacio precisaron que el decreto debería oficializarse a media tarde. 

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, llamó a sus pares del G7 a discutir “de emergencia” el tema en la cumbre que realizan este fin de semana en Biarritz. El bloque de las principales economías occidentales dijo este viernes que trabaja en una respuesta “concreta” a los incendios en la Amazonía.

“Los incendios que asolan la selva amazónica no sólo son desgarradores, sino también una crisis internacional. Estamos dispuestos a proporcionar toda la ayuda que podamos para controlarlos y ayudar a proteger una de las mayores maravillas de la Tierra”, dijo el primer ministro británico, Boris Johnson.

Francia e Irlanda indicaron que si Brasil no cumple con sus compromisos ambientales, podría verse amenazado el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur, aunque un portavoz del gobierno alemán temperó luego ese ímpetu, afirmando que “el fracaso de la conclusión del acuerdo Mercosur no contribuiría a reducir la desforestación en Brasil”.