Las comunidades afectadas se alojan en una casa de la vereda de Bellavista con el fin de “resguardarse de las hostilidades” y evitar el fuego cruzado

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) alertó este lunes 19 de agosto del confinamiento de 500 personas en el departamento colombiano del Cauca (suroeste) por combates entre el Ejército y disidencias de las FARC.

La organización señaló en un comunicado que los enfrentamientos armados han causado el confinamiento de 200 familias que habitan en las veredas (aldeas) de Los Mangos, Naranjal parte baja y La Esmeralda, todas en el municipio de Suárez (Cauca).

Estas comunidades se han alojado en una casa de la vereda de Bellavista con el fin de “resguardarse de las hostilidades y el riesgo de quedar en medio del fuego cruzado”.

“La mayoría de las personas afectadas pertenecen a comunidades indígenas y campesinas. En el marco del confinamiento, se presentan limitaciones en la movilidad y restricciones de acceso a bienes, servicios y derechos fundamentales”, afirmó la OCHA.